Imprimir...
Compartir
A+
A-
Arroba

Actualmente el sí­mbolo de la arroba (@) está relacionado con Internet, principalmente con las direcciones de correos electrónicos.

Una manera de definir a la actual @ tal y como hoy la conocemos podrí­a ser lo que os detallamos a continuación:

"Símbolo o caracter de las direcciones de correo electrónico que separa el nombre del usuario de los nombres de dominio del servidor de correo (ejemplo: nombre@dominio.net). El origen de su uso en Internet está en su frecuente empleo en el inglés como abreviatura de la preposición at (en). También se utiliza, y cada vez más frecuentemente, en el lenguaje escrito para evitar tener que repetir sustantivos según el género: así­ "Estimad@s amig@s" reemplaza a "Estimados amigos y estimadas amigas" o a "Estimadas/os amigas/os".

El origen de la @ no coincide con la era de Internet, sino que se remonta bastantes años atrás. El documento más antiguo donde aparece notoriamente dibujado, tiene como fecha el 4 de mayo de 1.536 en un escrito comercial italiano que fue descubierto por un profesor de la Universidad La Sapienza, Giorgio Stabile, mientras restauraba una colección fotográfica para el Instituto Treccani.

"Así­ una arroba de vino, que es 1/13 de un barril, vale 70 u 80 ducados". Escribió el mercader, representando la palabra arroba con el sí­mbolo @.

Uno de los documentos más remotos que se conocen que contiene una "@" impresa data del año 1536, y se trata de una carta enviada por un mercader italiano desde Sevilla a Roma. En dicho escrito se especifica la llegada de tres barcos procedentes de América, cargados de tesoros. En el documento pueden leerse párrafos como "Así, una @ de vino, que es 1/13 de un barril, vale 70 u 80 ducados..." En ese contexto, la arroba representaba una unidad de medida utilizada tanto por los griegos como por los romanos que equivalía a "un cuarto de ánfora." Una "@", equivale a algo más de 11 kilos y medio.

Arroba

La palabra "arroba" se cree que es de origen árabe "ar-roub", que significa cuatro y la forma que la dieron los copistas del latí­n al escribir "ad" significaba hasta o hacia y cuando lo escribían lo dibujaban como un "6" reflejado, originando de esta manera, a través de los tiempos, la forma tal como hoy la conocemos.

Con el nacimiento del correo electrónico empieza el uso del signo como ahora lo conocemos. En los años setenta se difundieron principalmente dos sí­mbolos, para separar el nombre personal del propietario del correo electrónico y el nombre del dominio o servidor en el que este correo operaba, los cuatro puntos (::) y (at).

La empresa Digital comenzó a utilizar cuatro puntos (::). De esta manera­, las direcciones se configuraban como: «nombre::servidor». Sin embargo la empresa IBM optó por un lenguaje más natural y con sólo dos letras, «at». Ellos escribí­an «nombre at servidor».

El mérito de incluir la @ a Internet se le atribuye a Ray Tomlinson (ingeniero e inventor estadounidense del correo electrónico), quién la utilizó para su propia dirección de correo electrónico, en los tiempos de ARPANET, el antecesor de la red de redes, a comienzos de los años setenta. Tomlinson determinó incorporar la arroba exactamente entre su nombre y el servidor que tenía que recibir el mensaje. Escogió este sí­mbolo como el más idóneo, ya que estaba presente en los teclados y no era demasiado utilizado, y de este modo, no habría confusiones.

Con el paso del tiempo, y a medida que Internet y el correo electrónico se fueron popularizando llegando a alcanzar millones de usuarios, se proyecto un protocolo standard para el correo electrónico en todo el mundo. Se estableció que el formato universal para las direcciones de e-mail serí­a usuario+@+máquina. El signo @ se universalizó hasta tal punto que incluso llegaría a formar parte del propio vocabulario del usuari@.


Fuente: blog.com.mx

0 comentarios TiS 0 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger