Imprimir...
Compartir
A+
A-
Contraseñas inseguras

No hace falta ser un pirata informático para ser capaz de descubrir cuál son las claves de acceso a nuestro correo electrónico, al igual que otros sitios de la red en los que estamos registrados. La tecnología avanza y la ciberdelincuencia igualmente. Los últimos "hackeos" a MySpace o bien LinkedIn prueban que algo falla y la conclusión es clara: las contraseñas a cualquier servicio no garantizan la seguridad.

La clave de acceso más insegura en 2014 y 2015 fue "123456". Los usuarios de la red prosiguen sin mentalizarse de la relevancia de producir claves robustas en el correo electrónico, cuenta de Facebook o bien de Instagram. Por tal razón, Microsoft ha tomado ya cartas en el tema y ha decidido prohibir que sus clientes del servicio usen claves de acceso "tontas".

La compañía ha decidido obligar a los usuarios la configuración de una buena combinación. Para esto, ha elaborado una guía con las claves de acceso más frecuentes. Por ende, en el momento en que un usuario introduzca su clave, el sistema verificará automáticamente si esta coincide con ciertas de la guía. En un caso así, va a impedir su empleo.

Si bien en la red de redes nada es seguro, la creación de claves robustas y bien difíciles de descifrar sí asisten a resguardar a los usuarios y empresas de posibles ataques. Mas ya no es suficiente. La ciberdelincuencia, que acostumbra a ir un paso por delante, está probando que toca ya pasar página y poner punto y final a esta herramienta de seguridad que se queda obsoleta.

El Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico (Government Communications Headquarters, GCHQ) recomienda en su informe de 2015 "Contraseña Guidance Simplifying Your Approach", que los cambios usuales de claves no sirven para nada. "Si bien se trata de un sistema simple, económico y veloz de incorporar" la realidad es que el usuario se vuelve más inseguro en Internet pues recurre a claves comunes, las vuelve a utilizar o bien cambia solo un dígito. Esta medida, que aun un banco nacional puede tener incorporada, facilita la tarea de los ciberdelincuentes. Cabe rememorar que entre las máximas en seguridad informática ha sido siempre y en todo momento mudar periódicamente claves.

La muerte de la clave de acceso se pronosticó hace unos diez años. Mas desde ese momento, su empleo solo se ha aumentado, recuerda en el informe Ciasen Martin, directivo general de Ciberseguridad de GCHQ. Mas puntualiza: "Este incremento se debe eminentemente a la avalancha de servicios online".

Tecnología biométrica

Tecnología biométrica

Hace cierto tiempo que las grandes compañías lo saben y trabajan en ello desde hace múltiples años. La clave se encuentra en la tecnología biométrica que comprueba y también identifica al usuario a través, por servirnos de un ejemplo, del iris, del reconocimiento de voz o bien facial, de la huella digital o bien de la firma. Ahora semeja que sí se ha activado el reloj de la cuenta atrás para dejar de memorizar las contraseñas.

Google ya lleva algún tiempo trabajando en Trust API, el proyecto para desarrolladores que comienza a probar este mes de junio. Su aplicación se centra en el «smartphone», primordial puerta de conexión a Internet. Con esta API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) se identifican algunos patrones propios del usuario, como su forma de redactar, de pasear o localización, a través de una serie de sensores. Si el acelerómetro, por servirnos de un ejemplo, advierte una travesía diferente a la frecuente, el teléfono puede llegar a bloquearse. Se verifica de este modo si es el verdadero usuario o bien un ladrón que ha sustraido el móvil y desea tener acceso a las cuentas personales.

MasterdCard es otra de las compañías que asimismo ha optado por ir suprimiendo las tradicionales claves de acceso. El verano pasado puso en marcha un programa piloto solo en Holanda: el pago a través de un "selfie". Tal ha sido el éxito de esta clase de pago biométrico que la compañía lanzará esta tecnología en EE.UU., Canadá y una parte de Europa este verano.

El banco HSBC prueba, desde el mes pasado de febrero y solo en Reino Unido, sustituir las claves de acceso de millones de clientes del servicio por tecnología de reconocimiento de voz y huellas digitales para operar.


Fuente: diariouno.com.ar

2 comentarios TiS 2 Facebook

  1. Estaría bien la mayoría no recordamos las nuestras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, quién recuerda todas sus contraseñas?!!
      Un saludo.

      Eliminar


Puedes leer las normas sobre los comentarios en: [Política de privacidad]

 
2013 - 2017 Te interesa saber

colores

Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo

(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño

(Asesor)


Política de privacidad





Responsive

TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger