Imprimir...
Compartir
A+
A-
Piedra del Destino

La historia de leyenda oficial de los reinos de Escocia e Inglaterra se remonta a los pasajes bíblicos del Génesis, y asevera que la Piedra del Destino fue empleada por Jacob para respaldar la cabeza cuando se generó el renombrado sueño de La escalera de Jacob (Génesis 28:10-18). Jacob llevaría esta piedra consigo a Egipto, donde continuará hasta el instante en que empieza el éxodo del pueblo judío hacia la Tierra Prometida. Hasta aquí la historia que rodea a la Piedra del Destino ofrece 2 versiones que convergen en un mismo punto geográfico: Brigantium en Galicia. Lugar desde el que llegaría a Irlanda y más tarde a Escocia.

La Piedra del Destino, asimismo famosa como Piedra de la Coronación es un bloque de piedra arenisca de unos ciento cincuenta kilogramos, preservada en la Abadía de Scone a lo largo de generaciones, que se empleaba en las liturgias de coronación de los reyes escoceses y también irlandeses desde la Antigüedad hasta la Edad Media.

En 1296, en un intento por desposeer a Escocia de sus símbolos básicos de identidad, el rey Eduardo I de Inglaterra asaltó la Abadía de Scone y se apropió de la Piedra del Destino tomándola como botín de guerra, seguidamente instalándola en la Abadía de Westminster para su empleo en las liturgias de coronación. Para lo que hizo edificar una silla singularmente desarrollada, sobre la que desde ese momento han sido coronados todos y cada uno de los reyes británicos salvo María II de Inglaterra.

Silla Piedra del Destino
Silla de la Coronación o Silla de San Eduardo, con la Piedra del Destino

En el Siglo XX se generan 2 de los viajes más inverosímiles de la reliquia. En la Navidad del año 1950, 4 universitarios escoceses imbuidos del espíritu nacionalista decidieron hurtar la piedra de la Abadía de Westminster. En su paseo de regreso a Escocia la piedra viajó en el maletero de su turismo parando en todos y cada uno de los pub de Escocia desde la frontera de Inglaterra hasta Glasgow. Frente a la presión mediática, contraria al hurto, los estudiantes abandonaron la piedra en la Abadía de Arbroath el 11 de abril de 1951 en un agobiado intento por que la iglesia escocesa resguardara la joya nacional de los ingleses. Sin embargo la piedra retornó a Inglaterra a tiempo para la coronación de Isabel II.

Convirtiéndose en un problema de Estado, la devolución de la Piedra del Destino por parte del gobierno inglés se generó en el año 1996. Más de 12 mil personas se arremolinaban al lado del castillo de Edimburgo para poder ver a la comitiva formada por altos dignatarios religiosos y políticos. Las tropas militares inglesas, que los acompañaban, parecían escoltar el más valioso de todos los tesoros. La reliquia recorrió la conocida milla de Edimburgo, desde el parlamento hasta el castillo, dónde le aguardaba un destacamento del ejército escocés. A lo largo de la liturgia el reverendo escocés John MacIndoe admitió formalmente el tesoro de manos de Michael Forsyth, secretario británico para la nación escocesa. Para sorpresa de todos y cada uno de los presentes, y del planeta entero, rompiendo la formal panoplia que recubría el mentado acto de Estado, el destacamento militar escocés decidió que era más apropiado entonar la canción de “Misión Imposible” antes que el himno de Escocia.

En la actualidad la reliquia se conserva en el Castillo de Edimburgo al lado de las joyas de la corona. Historia de leyenda o bien no, diríase que “siempre que la piedra del destino esté en Escocia reinará un escocés”.

- Vídeo -



Sabías queUna historia de leyenda tradicional asevera que Roberto I de Escocia (Robert the Bruce) obsequió con un pedazo de la piedra a los irlandeses como agradecimiento por su cooperación en la batalla de Bannockburn. La piedra del Blarney.


Fuente: queaprendemoshoy.com
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

1 comentarios TiS 1 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger