Imprimir...
Compartir
A+
A-

Cuenta la leyenda que El Cid (Rodrigo Díaz de Vivar) había partido de Toledo con destino a la capital española para procurar la toma de la ciudad que se hallaba en manos de los árabes.

En el camino vio a un leproso que se había caído en una zanja y solicitaba socorro. El Cid se aproximó a él, y sin importarle la enfermedad infecciosa le ayudo a salir, en ese instante la imagen de ese leproso se convierte en una mujer que le afirma ser la Virgen de la Almudena (o Nuestra Señora de la Almudena) llegando a decirle entre otras muchas cosas que tomaría la villa de Madrid y le señaló por el lado que debería hacerlo.

Cuando El Cid Campeador llegó con sus huestes a la fortificación se detuvo en el lugar que le había indicado la Virgen, al poco tiempo de estar allá, una parte de ese muro se vino abajo y dejó la entrada a las tropas, y de esta manera pudo conquistar la ciudad.

En esa parte del muro que se vino abajo, había oculta una escultura de una Virgen de la Almudena. Desde aquel entonces y según nos cuenta esta leyenda viene siendo la patrona de la capital de España.


Fuente: leyendasyfabulas.com

0 comentarios TiS 0 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger