Imprimir...
Compartir
A+
A-
llaves de Internet

En caso de un ciberataque, por lo menos siete de un total de catorce individuos "ciberguardianes" serían necesarios para "reiniciar el sistema".

¿Pero quiénes son los guardias de las llaves de Internet?

La posibilidad de un ciberataque masivo frente a las infraestructuras de Internet es algo más que una quimera; bien a manos de grupos terroristas, organizaciones mafiosas o simplemente de hackers aburridos, la probabilidad de que alguien consiga dificultar el funcionamiento de la Red, al menos por un tiempo, preocupa y mucho a las agencias gubernamentales de seguridad de todo el mundo.

En el año 2010 hubo rumores de que se había creado un «botón del pánico», el cual permitiría desconectar Internet, a modo de protección, en el caso de un ciberataque. Como de costumbre, los rumores no dejaban de ser un tanto exagerados.

Lo que sí que es real es que se creó un grupo de siete personas (trabajadores del ICANN) pertenecientes a distintas partes de la tierra, a cuya custodia se han puesto las «llaves» de Internet. Los otros siete individuos, cuentan con una copia de seguridad de cada una de las llaves por si ocurriese algo anómalo con la original.

Desde el 2010 estas personas se reúnen cuatro veces al año bajo unas severas condiciones de seguridad para cambiar la clave maestra y así evitar que pueda ser copiada y alterar la normal actividad de la Red.

Aunque esta concesión de las llaves de Internet se llevó a cabo en un búnker norteamericano, de ningún modo se trata de nada militar, sino de una iniciativa de la ICANN, (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números) corporación responsable de asignar las direcciones del protocolo IP entre otras cosas.

LLaves de Internet

En realidad estas llaves son unas tarjetas inteligentes que contienen partes de lo que entenderíamos como una llave maestra del sistema DNSSEC (Domain Name System Security), un protocolo de seguridad que vigila el rastreo e identificación de las páginas web, y que garantiza que, cuando tecleamos una URL en nuestro PC (Computadora personal u ordenador personal) o smartphone (teléfono inteligente) para ingresar a una de ellas, lleguemos a la página verdadera y nunca a una copia idéntica maliciosa de la misma, por ejemplo, cambiar la dirección (URL) de nuestro banco por otra falsa sin tan siquiera darnos cuenta hasta consultar el extracto, o modificar las direcciones de servicios gubernamentales por otras falsas.

En el caso de que se llegase a un riesgo de ataque, los servidores integrados en DNSSEC (Domain Name System Security Extensions) podrían bloquear las conexiones entre sí para refrenarlo y así coartar su expansión. Una vez que este problema se hubiese solventado, serían necesarios los siete ciberguardianes designados, los cuales deberían de reunirse en una base norteamericana, provistos cada uno de su respectiva llave, para de esta manera poder restablecer el sistema y poner nuevamente en marcha la conectividad de la Red.

Así explicaba Vincent Cerf, el padre de Internet, como se llevó a cabo el proceso de seguridad realizado por ICANN en el año 2010, cuando la ceremonia de las llaves se comenzó a desarrollar. (Inglés)



Fuente: lainformacion y eleconomista.es

2 comentarios TiS 2 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger