Imprimir...
Compartir
A+
A-
Despertador

En la actualidad para despertarnos a una determinada hora podemos emplear una infinidad de aparatos, desde la alarma de nuestro móvil, al clásico despertador que se apaga pulsando un botón; aunque hay modelos bastante más modernos, los hay que tienen ruedas y corretean por la habitación sin un rumbo fijo y que no se apagan hasta que les damos caza, alfombras que llevan una alarma incorporada que no deja de sonar hasta que se ponen los pies encima. También podemos encontrar relojes que tienen figuras geométricas para insertar en sus correspondientes agujeros y silenciar la alarma, etc...

Historia de su invento

Hay constancia de que los griegos allá por el año 250 a.C inventaron algo parecido al despertador utilizando algo tan natural como es el curso de las mareas, consistía en un pájaro mecánico que cuando el agua llegaba a un determinado nivel, hacía sonar un metal, el inconveniente es que tenías que vivir cerca del mar para poderlo oír, motivo por el cuál no tuvo mucho éxito.

Años más tarde, Leonardo Da Vinci, inventó un despertador bastante peculiar. Estaba construido con tubos y platos, los cuales, durante la noche, se iban llenando de agua, hasta que se derramaban sobre él a la hora deseada. Sin embargo y más que un invento, la gente de la época lo vio como una broma, motivo por el cual no llegó a prosperar.

Despertador de campana

Habría que esperar hasta 1787 para que Levi Hutchins un relojero de New Hampshire (EE.UU.) revolucionase la forma de levantarse e inventara un objeto similar a los despertadores actuales.

Hutchins colocó una palanca en el número cuatro de su reloj, de tal manera que cuando la manecilla llegase a tal número hiciese sonar una campana.

El único problema de este invento fue que era de "alarma fija", habría que esperar unos años más, hasta que ya por fin se inventó el despertador, donde se podía seleccionar de una manera sencilla y rápida la hora a la que queríamos que sonase la alarma.

Antoine Redier
Antoine Redier

El inventor y relojero francés Antoine Redier fue el primero que en 1847 patentó un reloj de alarma con mecánica ajustable.


Fuente: varias

0 comentarios TiS 0 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger