Imprimir...
Compartir
A+
A-
Hoy os mostraremos los 10 coches que a nuestro parecer son los más famosos en la historia del cine. No ha sido sencillo elaborar esta lista ya que son muchos los automóviles que nos gustaría incluir como podría ser el Ecto 1 (Cadillac Wagon de 1959 que utilizaban Los Cazafantasmas), el Ford Falcon XB GT350i de Mad Max; y como no, el Pontiac Firebird Trans Am de Los Caraduras; o también el Plymouth Fury de 1954, de Christin, etc, etc... Sin embargo ante esta larguísima lista sólo hemos elegido los que a nuestro entender creemos que son los más representativos.

DeLorean DMC-12
1. DeLorean DMC-12

Este vehículo, fabricado entre los años 1981 y 1982 por la DeLorean Motor Company, y conocido popularmente como DeLorean, fue el único modelo que fabricó esta compañía. El DMC-12 se diferencia por sus inconfundibles puertas de "alas de gaviota" y su atractiva imagen, aunque su comportamiento dejaba desear mucho de ser deportivo. De hecho, es uno de los cinco deportivos que odiarías si tuvieses la ocasión de conducirlo. Aunque si eres un amante del cine, al verlo siempre lo recordarás por sus apariciones en Regreso al Futuro.

Porsche 917k
2. Porsche 917k

Probablemente este Porsche sea uno de los coches más olvidados del cine, al mismo tiempo que también uno de los más importantes. Nos referimos al Porsche 917k, vehículo que fue utilizado para la grabación de 'Le Mans' en 1971; cinta protagonizada por Steve McQueen. Esta película buscaba albergar la esencia de la carrera de resistencia más distinguida del mundo, la bien conocida como; las 24 Horas de Le Mans, y para ello, la mayor parte de la película se grabó en tiempo real con los actores Steve McQueen y Jo Siffert compitiendo en pista. Este espléndido bólido de fibra de vidrio, era movido por dos motores bóxer de seis cilindros cada uno y acoplados en serie para así obtener 12 cilindros.

Volkswagen Escarabajo
3. Volkswagen Escarabajo

Quién de nosotros no se acuerda del simpático y temperamental Herbie. Este Volkswagen Beetle, emblema de la revolución hippie de los años 60, película de Walt Disney Productions de 1968 y que apareció por primera vez en el cine un año más tarde, con el título de 'The Love Bug' (Ahí va ese bólido en España y Cupido motorizado en Hispanoamérica). Poco estimado por sus vendedores, este Beetle daba lo mejor de si con los dueños que así se lo merecían. Su color blanco unido siempre al número 53 de su dorsal y a las franjas de color rojo, blanco y azul, colores representativos de la bandera estadounidense.

Dodge Charger
4. Dodge Charger

'The Fast and the Furious', película conocida en España como 'A Todo Gas' es, probablemente una de las cintas más influyentes en la cultura automovilística de la era moderna. Convertida ya en una franquicia ('A Todo Gas 7' se estrenó en abril de 2015), la primera de ellas tenía todo lo necesario para triunfar, incluyendo estos tres coches: un Toyota Supra, un Mitsubishi Eclipse y el espléndido Dodge Charger de 1970, una verdadera bestia con un motor V8 Hemi y un enorme sobrealimentador, el cuál le permitía rendir rendir 900 CV. de potencia.

Austin Mini Cooper
5. Austin Mini Cooper

Tres fueron las unidades de este Austin Mini Cooper, cargadas hasta arriba con lingotes de oro, que protagonizaron una de las huidas más célebres de la gran pantalla en la película The Italian Job. En la reedición del 2003, este Austin Mini Cooper dejó paso al nuevo Mini.

Ford Mustang GT 390
6. Ford Mustang GT 390

Este turismo de 1968 que condujo Steve McQueen en Bullit es, sin ninguna duda, uno de los clásicos del séptimo arte más reconocible, deseado y cotizado del mundo. Para muchos, protagonizó una de las mejores escenas de persecución por la ciudad de San Francisco (EE.UU.), en la historia del cine.

Ford Mustang Fastback 1974 y Ford Mustang Shelby GT500E
7. Ford Mustang Shelby GT500E y Ford Mustang Fastback 1974

Muchos conoceremos la película que tenía como título 'Gone in Sixty Seconds' del año 2000 en el que Randall Memphis Raines, interpretado por el actor Nicolas Cage, tenía que robar 50 coches en tan sólo una noche. Su talón de Aquiles, un atractivo y deslumbrante Ford Mustang Shelby GT500E al que apodaba con el nombre de Eleanor.

Sin embargo muchos desconocen que esta película es una adaptación (remake) de otra, con el mismo título, que se estreno en 1974. Protagonizada por Henry Blight Halicki, esta película tiene el récord a la persecución más larga que se ha rodado en la historia del cine. Durante los 34 minutos que dura, Maindrian Pace (protagonista), atraviesa seis ciudades de California, empezando por Long Beach y llegando hasta Carson. El número de coches hechos chatarra en esta secuencia fueron un total de 93 mientras que el Ford Mustang Fastback amarillo del 'prota' (también llamado Eleanor) se iba reparando durante la película para poder continuar con la grabación.

Batmóvil Tumbler
8. Batmóvil Tumbler

Al igual que, en las películas de James Bond, Batman ha conducido una gran variedad de Batmóviles durante las sucesivas entregas -aquí puedes ver los coches de Batman-. Pero para nosotros, el mejor y más conocido es el Tumbler. Es esta mezcla entre todoterreno, deportivo y tanque, impulsado por un motor V8 de 5.0 litros y de 500 CV de potencia y completamente funcional.

Dodge Challenger R/T
9. Dodge Challenger R/T

Para los más 'frikis' del mundo automovilístico os traemos este Dodge Challenger R/T, modelo que de seguro todos conocen, pero para el resto la 'Vanishing Point' ('Punto Límite Cero') es popular por ser una historia al más puro estilo del lejano oeste cuyo forajido va encaramado a lomos de un Dodge Challenger de 1970. Aunque suene un poco raro, tuvo una adaptación en el año 1997, protagonizada por Viggo Mortensen en la que desafiaba a un Dodge Charger de 1970 y, tiempo más tarde, Quentin Tarantino le rendió un homenaje en su película 'Death Proof' de 2007.

Aston Martin DB5
10. Aston Martin DB5

Cualquiera de las películas de James Bond no serían lo mismo si en ellas el protagonista no utilizase vehículos especialmente preparados al igual que llamativos. Pero si hay uno que no puede pasar desapercibido, ese es el Aston Martin DB5. En el 2010 se sacó a subasta el que utilizó Sean Connery en Goldfinger y Thunderball por la nada despreciable cantidad de 2,98 millones de euros.


Quizás para vosotros no estén en el orden de popularidad según vuestras preferencias, o quizás sí, eso ya depende de cada uno ¿no os parece?
Fuente: autobild.es

0 comentarios TiS 0 Facebook


Puedes leer las normas sobre los comentarios en: [Política de privacidad]

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber

colores

Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo

(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño

(Asesor)


Política de privacidad





Responsive

TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger