Imprimir...
Compartir
A+
A-
Inmortalidad física

Desde la antigüedad la búsqueda de la inmortalidad física ha formado parte de la vida cotidiana de algunos seres humanos enfocados en no cesar de existir o envejecer, tal es el caso de Isabel Báthory de Ecsed o el alquimista Conde de Saint Germain.

“En culturas primitivas la sangre de los animales siempre ha sido el portador de sus cualidades, por eso al beberla se creía que se las transfería al hombre. Así que beber la sangre o incluso llegar a comerse a un hombre equivalía a tomar toda su “energía vital”, que se añadía a la propia para de esta manera extender la vida. De ahí el mito hace a los vampiros sedientos de sangre para permitirles existir eternamente. Con el desarrollo de la civilización esta práctica evolucionó; al conocerse la función del hígado como órgano purificador de la sangre, parecía evidente que era él el que regeneraba la vida del individuo; de esta forma encontramos a este órgano como protagonista en la mayoría de los menús caníbales al igual que de las recetas “mágicas” para ampliar la vida.”

El método de la condesa Isabel Báthory consistía en bañarse en la sangre de campesinos o de sirvientes para asegurarse de esta manera la juventud, llego a cometer más de 500 asesinatos solamente para satisfacer su obsesión con la belleza y así poder prolongar su vida. El Conde de Saint Germain, fue un personaje rodeado de diversos misterios, se sabe que era poligloto y también que tenía cierta atracción por el ocultismo, se decía que conocía el secreto de la inmortalidad debido a sus constantes desapariciones y su prolongada vida, claro que estas afirmaciones no van más allá de ser un sólo mito.

Existen muchas otras historias provenientes de metáforas o malinterpretaciones de historias de ficción al mejor estilo de la Atlántida, para satisfacer el anhelo de inmortalidad mediante una solución mágica, una de las más famosas es la conocida “Fuente de la Juventud”, una fuente que proveía de juventud eterna a quien bebiera de ella, mucha gente dedicó su vida entera a la búsqueda de esta famosa fuente, a la que incluso se le han dado formas de río y también de charco curativo, esto no se diferencia mucho actualmente de las religiones actuales que toman el cuerpo y la sangre de su salvador o sacrifican animales para implementar su vida esperando salud y prosperidad a cambio de tales acciones, así mismo como la búsqueda de esta fuente, a la cual todavía muchas personas dedican su vida entera intentando hallarla algún día.

Inmortalidad física

En la Biblia incluso se menciona la transitoriedad de la vida humana, cuando Adán y Eva pecaron fueron privados del árbol de la vida y por lo tanto de la inmortalidad física, es destino del hombre finalmente regresar al polvo del que surgió. De esta y otras ideas entre la religión surgieron los conceptos de reencarnación o vida de ultratumba, creencia en las que al morir una persona su alma se separa del cuerpo y se adapta a uno nuevo diferente que vuelve a aparecer en el planeta Tierra, este era un método de expiación de pecados de la vida terrenal y una de las primeras ideas de inmortalidad para los antiguas civilizaciones. Los egipcios y los griegos creían en la vida de ultratumba, asegurando que al final de la vida, lo único que cambiaba era el plano en el que nos representábamos, alcanzando en algún otro mundo la inmortalidad y la perfección basadas en las acciones actuales.

Esta existencia infinita ha sido una idea que se supone debió haber sido alcanzada hace siglos, desde la Edad Media con el surgimiento de la magia y las expresiones religiosas, el ser humano estaba a tan solo unos pocos pasos de conseguir la vida eterna con simplemente seguir una serie de pasos, más adelante, con la revolución industrial, los expertos aseguraban que en unos 40 o 50 años con el uso de las tecnologías ya tendríamos coches voladores, los esfuerzos serían cosa del pasado y la vida humana podría extenderse incluso hasta la eternidad. Tenemos un montón de ideas que van desde la antigüedad hasta el día de hoy que resolverían todos nuestros problemas, quizás podríamos volver a intentar ejercer el canibalismo con la confianza de descubrir alguna facción desconocida de los cuerpos humanos, o incluso la tecnología supondría la misma alternativa que seguir la Iglesia maradoniana (parodia de religión) y al Monstruo de Espagueti Volador, dándonos los mismos resultados respecto a si conseguiremos el camino opuesto a la muerte.


Extraído de: ¿Es posible la inmortalidad física?
Fuente: archivo PDF
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

0 comentarios TiS 0 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger