Imprimir...
Compartir
A+
A-
Grafología
El acto de escribir supone una actividad instintiva en la que el sistema nervioso, por medio de la mano, imprime en el papel nuestra personalidad.

A partir de esto, el Grafólogo deberá analizar este jeroglífico en el que se esconden todos nuestros deseos más profundos, nuestras necesidades, nuestros temores, todo aquello que no nos deja continuar avanzando, como incluso también las potencialidades que todavía no asomaron en nuestra vida y que tal vez no podemos ver.

¿Quien guía nuestra conducta, los mandatos a los cuáles incluso nos seguimos rebelando o por los cuáles nunca actuamos por miedo en muchas ocasiones?, ¿los impulsos que nos hacen comportarnos como niños que no pueden aguardar y que quieren todo ya?

¿O ya nos pudimos desprender de nuestros años de la infancia y empezamos a andar nuestro propio camino, conscientes de lo que queremos y actuando en consecuencia?

El conocimiento de lo que realmente queremos nos lleva al camino del desarrollo personal y por consiguiente a sentirnos más a gusto con nuestra propia vida.

Suponemos que pasamos sólo una vez por esta vida, tratemos de conocernos para conseguir los objetivos que ansiamos profundamente. El camino del crecimiento es una sucesión de peldaños y el primero es el conocimiento de nuestra propia persona, para lo cual a veces necesitamos una ayuda. La Grafología puede ser una buena alternativa para conocer nuestro propio "Yo".

Firma de Michael Jackson Firma de Michael Jackson [...]

¿Qué representa la firma, para la grafología?

La firma es nuestro sello personal, nuestro "Yo" más íntimo, el que no damos a conocer tan fácilmente, mientras que en el texto mostramos nuestro "Yo" en sociedad, que no es otra cosa que la imagen que queremos que se tenga de nosotros...

La grafología y la firma

Por eso, en Grafología es primordial advertir las similitudes y diferencias de los distintos aspectos de nuestro texto y firma, para de este modo poder advertir cómo es nuestra persona frente a los demás y cuan capaces somos de mostrar verdaderamente nuestro "Yo" más personal. De esta manera podríamos conocer si estamos frente a una persona confiable o no.

Asimismo, también se puede observar que necesidad tenemos de protegernos, para lo que la rúbrica (ese firulete o garabato espontáneo con el que adornamos la firma), es una herramienta primordial ya que nos estaría hablando de los mecanismos defensivos con los que nos enfrentamos en la vida a las situaciones que nos angustian.

Por otro lado, se dice que en la firma está nuestra autobiografía abreviada: allí, inclusive podríamos interpretar edades en las que han quedado guardadas situaciones que han resultado para nosotros traumáticas, dejando una marca que aún no hemos podido borrar y que seguramente conlleva un peso en nuestro paso por la vida.

Podemos advertir a qué parte de nuestra vida le damos más relevancia, si nos importa más nuestra familia, el entorno en el que nos movemos, o si le damos más trascendencia a nuestro desarrollo profesional y al contacto con el medio.

GrafologíaEn el mismo sentido, podremos comprobar cuál es la actitud vital, positiva o negativa, que prevalece en nuestro accionar y cuánto tenemos de ambiciosos; si nuestras metas son reales o solemos caer en falsas utopías, que como tales nos llevan a constantes desilusiones.

Esto es sólo una síntesis de lo que nuestra firma aporta al análisis grafológico, ayudando a conocernos a nosotros mismos e incluso a otras personas.


Fuente: articulosya

0 comentarios TiS 0 Facebook


Puedes leer las normas sobre los comentarios en: [Política de privacidad]

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber

colores

Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo

(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño

(Asesor)


Política de privacidad





Responsive

TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger