Imprimir...
Compartir
A+
A-
Tiritar

¿Quién no ha temblado de frío alguna vez? Lo seguro es que, excepto que vivamos en países de climas cálidos, tiritar (temblar o estremecerse a causa del frío) es algo habitual cuando las temperaturas bajan. Pero, ¿por qué tiritamos cuando tenemos frío? La causa es bastante sencilla y lógica: es uno de los increíbles mecanismos de autodefensa de nuestro cuerpo para mantener el calor y así avisarnos que, tal vez, no estamos muy abrigados. También hay otros motivos por lo que podemos tiritar, como puede ser por miedo o cuando tenemos fiebre.

Nuestro cuerpo necesita conservar una correcta temperatura para su buen funcionamiento, siendo de 36,9 °C la temperatura ideal. El núcleo de todos los procesos en el cuerpo humano es el cerebro y, como no podía ser de otra forma, este es el encargado de prevenir la hipotermia, vigilando que nuestra temperatura corporal se mantenga idoneamente.

Tiritar

Tiritar es un mecanismo de defensa natural de nuestro cuerpo. Tiritando nos protegemos de enfriarnos demasiado. Cuando nuestro cuerpo se enfría, los músculos tiritan, es decir, se contraen y expanden automáticamente sin que lo podamos evitar. Este acelerado movimiento muscular produce una reducida cantidad de calor que se irriga por todo nuestro cuerpo para conservar la temperatura adecuada.

Tiritar es una protección tan importante frente al frío que de ningún modo lo podemos detener con nuestra mente. La única manera de interrumpir este movimiento o tiriteo es calentándonos o cubriéndonos con ropa suficiente para que nos proteja del frío.


Fuente: archivo PDF
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

0 comentarios TiS 0 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger