Imprimir...
Compartir
A+
A-
guerreras del AmazonasLas Amazonas, mujeres guerreras míticas, producto de la fascinación que producía una sociedad matriarcal donde la mujer era quien iba de caza y salía a la guerra, mientras que el hombre era un simple objeto sexual, útil sólo para la supervivencia de su casta guerrera. Muchas historias, mitos y leyendas se han cruzado a lo largo de la historia...

¿Ahora... quiénes eran las mujeres Amazonas?

Los griegos antiguos llamaron «Amazonas» a un conjunto de mujeres guerreras que encontraron al ampliar su influencia a Asia Menor, lo que es la actual Turquía.

Montaban a caballo y tenían una singular habilidad en el tiro con arco. En algunas vasijas griegas, se delinea la figura de las Amazonas con unos escudos en modo de luna; también los griegos solían darles lugar bajo la influencia de Artemisa, diosa de la caza y de la Luna. La guerra de Troya tuvo lugar allá por el año 1200 a. C. Homero da cuenta en su Ilíada no pocos datos respecto de Pentesilea, la princesa de las Amazonas, a quien la muerte la sorprendió en plena guerra. El siguiente encuentro de los griegos con las Amazonas data en torno al año 700 a. C. Fue allí que las guerreras avanzaron hasta Atenas y lucharon con Teseo, que había raptado a Antíope en medio de su propia ciudad. Alejandro Magno arrió banderas en el Asia Menor en la batalla de Isos (333 a. C.), donde conoció a Talestris, la reina de las Amazonas.

No hay hallazgos lo suficientemente claros, respecto del sitio físico donde vivieron las amazonas. Lamentablemente, muchos de los trabajos de los antiguos escritores han desaparecido. Se habla de Temiscira, situada a orillas del Termodonte, como ciudad de las Amazonas. Algunos señalan que vivían a orillas del río Termodonte, que corre en dirección a el Ponto Euxino (Mar Negro) otros afirman que las Amazonas vivían «en la zona de las montañas del Cáucaso ensanchándose en torno a el Mar Hircanio (Mar Caspio). En tiempos antiguos, las Amazonas, hijas de Ares, paraban cerca del río Termodonte, que corre hacia el Ponto Euxino (Mar Negro). Sin embargo, también se dice que podrían haber vivido en otros lugares, como son el Oeste de Asia Menor, Tracia, e incluso Libia, Egipto o Siria.

Las Amazonas también ocuparon las montañas de Albania. Teófanes, participó en la campaña de Pompeyo y arribó al país de los albanos, da cuenta de que los geles y los leges, pueblos escitas, vivían entre las Amazonas y los albanos; allí las aguas del río Mermadalis fluyen justo en el extremo entre estos pueblos y las Amazonas... Otros, sin embargo (Metrodoro el escéptico e Hipsícrates), afirman que las Amazonas vivían cerca de las fronteras de los gargarios en las cumbres boreales del Cáucaso, llamadas Montañas Ceraunias.

Las Amazonas, aisladas casi constantemente permanecían ocupadas arando, sembrando, plantando, pastando sus rebaños y, fundamentalmente dedicadas a la cría de caballos. Las más briosas de entre ellas se consagraban a cazar a caballo y a adiestrarse en las artes de la guerra. A todas les era mutilado el pecho (a-mazos) derecho de niñas, para que pudieran utilizar su brazo derecho con más soltura en todo, especialmente para lanzar con arco. También empleaban la jabalina, la espada y un escudo ligero, además de arreglar cascos, ropas y cinturones de piel de animal. En primavera, se regocijaban dos meses, cuando según la leyenda subían a las montañas colindantes que las separaban de los gargarios para copular con ellos.

También se apiñaban allí, rendían distintos sacrificios juntamente con las Amazonas y sólo se unían con ellas en ese breve tiempo. Lo hacían con gran recato y a oscuras. Cuando se quedaban embarazadas, regresaban. Las Amazonas se quedaban con las niñas mujeres y los niños eran devueltos a los gargarios para que los criasen; todo el que recibía un niño se lo quedaba como si fuera suyo a pesar de desconocer ciertamente si había sido engendrado por el.

guerreras del Amazonas
Esta creencia del nombre Amazonas se fundamento en el hecho de que, en griego, su nombre significa sin senos. Sin embargo, no existen imágenes que corroboren esta versión. Las Amazonas, cuya realidad parece tener fundamentos históricos bastante claros, rendían un culto especial a la diosa Ártemis, pues la consideraban su afín, al ser ésta cazadora y virgen. Existen varias hazañas en las que se cree que participaron las Amazonas: la invasión de Licia, siendo rechazadas por Belerofonte; la invasión de Frigia; la lucha contra Heracles por el cinturón de Hipólita, reina de la tribu; el apoyo a Príamo en la guerra de Troya siendo reina Pentesilea y una expedición a la isla de Leuce, entre otras aventuras. Según algunas versiones fueron las fundadoras de ciudades como Cime, Éfeso, Esmirna y Pafos.

Las Amazonas, según aparecen en los poemas Homéricos, dicen que eran una horda (estructura socio-política y militar) de mujeres guerreras, que luchaban contra los hombres, y cuyos conflictos eran temidos hasta por los guerreros más feroces de la época. Tanto superaban a los hombres en su espíritu de lucha que su naturaleza no les motivó la menor desventaja ante ellos.

Cuenta la leyenda...Que las mujeres Amazonas fueron las primeras en montar a caballo, también que se llevaban bien con los caballos y con sus veneradas yeguas. Muchas Amazonas tenían en sus nombres la palabra hipo, que significa caballo. Cabalgaban tan bien, que eran conocidas por ello en toda la región. Podían bailar encima del caballo, levantarse cuando iban a galope, saltar de un caballo a otro y saltar sin silla a través del fuego.


Fuente: miscosas.espanaforo.com
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

0 comentarios TiS 0 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger