Imprimir
Compartir
A-
A
A+
Primeros coches con marcha atrás

No fue hasta 1887 cuando el alemán Karl Benz lo invento. Este ingeniero instaló en uno de sus automóviles el primer cambio de la historia que tenía dos marchas, una hacia delante y otra hacia atrás. Era un básico pero sin embargo eficiente dispositivo provisto de engranajes que bautizó como Kripto (tren de engranajes que proporcionaba dos velocidades). Con el cambio de dos velocidades, Benz quiso resolver uno de los principales inconvenientes que tenía el automóvil en sus albores: la reducida energía que producían los motores en los momentos de originarse la marcha. Mediante su mecanismo, el germano Benz consiguió incrementar la energía del vehículo en el instante de la puesta en marcha con el singular hecho de modificar la marcha. De paso, y mediante un elemental movimiento, aquel racimo de engranajes incluso posibilitaba que el vehículo pudiera avanzar marcha atrás.

Primeros coches con marcha atrás

De inmediato otros fabricantes de automóviles, como Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach, instalaron en sus coches mecanismos similares al inventado por Benz, sin embargo se trataba de una solución optativa que sólo era instalada en muy pocos modelos, la mayoría por mandato de los propios clientes. Y hasta 1905 nunca se generalizó este invento en todos los automóviles que salían de las cadenas de montaje, lo cual se hizo para permitir una máximo confort en el manejo de aquellos locos y legendarios cacharros sobre ruedas.


Fuente: Muy interesante

2 comentarios TiS 2 Facebook


Recuerda las normas sobre los comentarios: [Política de privacidad]

 
2013 - 2017 Te interesa saber

colores

Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo

(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño

(Asesor)


Política de privacidad





Responsive

TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger