Imprimir...
Compartir
A+
A-
Gafas en 3D

Seguro que muchos os habéis preguntado en alguna ocasión cómo se hace una película en 3 dimensiones. Para comprender cómo funciona este procedimiento, es oportuno comprender primero cómo funciona nuestra vista, ya que nosotros tenemos una visión en 3 dimensiones conocida como visión estereoscópica y el cine en 3 dimensiones se basa en este principio. Cada uno de nuestros ojos toma una imagen plana de la realidad por separado, como existe una separación entre nuestros ojos las imágenes varían levemente. El cerebro interpreta esas dos imágenes que le llegan por separado y crea una única imagen tridimensional.

El cine tridimensional no es un invento nuevo y siempre se ha basado en este principio para originar la ilusión de que la pantalla de cine que nosotros vemos y que es bidimensional, está proyectando imágenes tridimensionales. Por lo tanto, es razonable pensar que para realizar una película en 3 dimensiones se necesitan (al menos) dos cámaras. Y así es. Sin embargo, podríamos considerar que lo que se hace para grabar una película en 3 dimensiones es situar dos cámaras que simulen la posición de los ojos humanos y que registren dos películas con posiciones similares que posteriormente son proyectadas de manera simultánea. Esto, verdaderamente no es así. El sistema actual más usado es el que coloca una cámara vertical y una cámara 90º por debajo en posición horizontal. Ambas están separadas por un espejo semitransparente en la línea imaginaria que divide los dos planos. La cámara vertical es fija mientras que la horizontal se mueve a derecha e izquierda con lo que el efecto tridimensional dependerá de la ubicación relativa de ambas cámaras.

Por supuesto, esto nunca ha sido siempre así. En 1840, sir Charles Wheatstone inventó el estereoscopio, un método basado en tarjetas que permitía ver imágenes tridimensionales con el impedimento de que sólo era posible verlas en una posición y a una distancia determinadas. En 1891, Louis Ducos de Hauron patentó el anaglifo. El anaglifo o imágenes de anaglifo son imágenes bidimensionales que provocan un efecto tridimensional cuando se ven con unas gafas especiales que tienen una lente de cada color.

Estereoscopio con imagen de prueba

Estereoscopio

Sea cual sea el procedimiento preferido, y al menos de momento, necesitaremos una gafas especiales. Las primeras y quizás las más conocidas son las lentes anaglifos. Son las que más se han usado desde el inicio del cine 3D. Están hechas de cartón y tienen celofán de color azul o verde para un ojo y rojo para el otro. El principal impedimento de estas lentes es que el uso del color para separar las imágenes no es el oportuno para realizar una película en color, con lo que la calidad se resiente.

Gafas en 3D

Actualmente, las más usadas son las lentes polarizadas. Con este procedimiento, dos proyectores sincronizados proyectan dos imágenes con diferente polarización sobre la pantalla. Las gafas polarizadas hacen que sólo una de las imágenes llegue a cada ojo y nuestro cerebro hace el resto.

Gafas polarizadas en 3D

Existen incluso las llamadas lentes activas o LCD. Estas lentes están sincronizadas con el proyector, el cual, por medio de señales infrarrojas le dice a cada lente cuando tiene que oscurecerse para dejar atravesar sólo la luz necesaria. Tienen un precio cuantioso que imposibilita su implantación en los cines.

Gafas en 3D

Bajo estos dos fundamentos, la visión esteoscópica y las imágenes de anaglifo, con sus lógicas mejoras a lo largo de los años, se empezó a llevar a cabo cine en 3 dimensiones, cuyo origen se remonta a los orígenes mismos del cine. Durante 50 años se experimentó con la técnica, que por causas como la depresión económica de los años 30 o la Segunda Guerra Mundial fue perdiendo interés y cayendo en el olvido, hasta la década de los 50 en la que experimentó gran popularidad con películas como Bwana Devil (Bwana Devil, Arch Oboler, 1952) o Los crímenes del museo de cera (House of wax, André de Toth, 1953). Durante la década de los 50 se grabaron más de 60 películas en 3 dimensiones entre las que destaca Crimen perfecto (Dial M for murder, Alfred Hitchcock, 1954). La técnica no estaba suficiente depurada y provocaba dolores de cabeza, por otra parte de que la sincronización no era del todo buena, con lo que el cine en 3D volvió a caer en el olvido.

Crimen perfecto de Alfred Hitchcock en 3D

Imagenes en 3D

Pocos años después, Arch Oboler creó un nuevo sistema: el Space-Vision 3D. Este procedimiento imprimía dos imágenes en una sola cinta y se podía proyectar con un simple proyector con una lente especial. Su película The bubble (The bubble, Arch Oboler, 1966) tuvo una gran popularidad. En 1969 la marca Stereo-Vision desarrolló otro sistema que eliminaba la desincronización y con él crearon la película The stewardesses (The stewardesses, Al Silliman Jr., 1969). Años después llegarían cintas como Tiburón 3D, sin embargo aun así, el cine 3D volvió a caer en el olvido.

En la Expo 86 de Vancouver se presentó el formato Imax 3D y se reavivó el interés por el cine tridimensional. El nuevo formato estuvo durante algún tiempo solamente disponible en exposiciones mundiales y ferias. Prueba de ello fue la película Captain EO (Captain EO, Francis Ford Coppola, 1986) protagonizada por Michael Jackson y Angelica Houston y escrita por George Lucas, Rusty Lemorande y Francis Ford Coppola que se exhibió en el parque temático de Disney, Epcot Center durante los 80 y los 90. En febrero de 2010 se emitió temporalmente en Disneyland sustituyendo a la atracción en 3D, Cariño he encogido a la audiencia.

Captain EO

La revolución del cine en 3 dimensiones llegó con la película de James Cameron Ghost of the abyss (Ghost of the abyss, James Cameron, 2003) que fue filmada con el procedimiento Reality Camera diseñado por el mismísimo Cameron y que fue el primer largometraje que se editó en fomato 3D-Imax. A partir de ahí han sido muchas las películas que han llegado a nosotros acompañadas de diversas mejoras y, sobre todo, la adaptación de cada vez más salas de cine a este formato. Avatar, fue la nueva película de James Cameron, que batió todos los records de recaudación. Si a esto sumamos el anuncio de Mitsubishi con la comercialización de un blu-ray que puede convertir cualquier película 2D en 3D en tiempo real, la comercialización de televisores que permiten ver 3D con gafas en casa o de que seguramente el cine 3D se verá pronto en las salas sin necesidad de utilizar gafas, podemos decir que seguramente el 3D vino esta vez para quedarse.

Camera Pace Fusion 3D usada en Avatar

Camera Pace Fusion 3D

- Vídeo 3D (montaña rusa) -

Sólo funciona con gafas de lentes rojas y azules


- Demo Anagliph 3D -



Fuente: blogspot

0 comentarios TiS 0 Facebook


Puedes leer las normas sobre los comentarios en: [Política de privacidad]

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber

colores

Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo

(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño

(Asesor)


Política de privacidad





Responsive

TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger