Imprimir...
Compartir
A+
A-
Chris Kyle

El más letal en la historia estadounidense (250 víctimas, decía él; 150 los demás). Nacido en Odessa, Texas, en 1974. Miembro de los Navy Seals, condecorado por su tarea como francotirador en Irak. Su autobiografía, American sniper, fue bestseller. Fue asesinado en febrero de 2013 a la edad de 38 años.

Decía: "Yo era un SEAL, un comando entrenado en operaciones especiales. SEAL quiere decir ‘Sea’ (mar), ‘Air’ (aire), ‘Land’ (tierra), y describió más o menos el amplio rango de espacios en que operában". Nacido en Odessa, Texas, contaba que también acarreó ganado como cualquier cowboy, transportó madera a pedido y, para decepción de sus padres, dejó "tirada" una carrera de administración agrícola en la universidad estatal.

Los Seals, unidad que lleva al límite la resistencia física y síquica de sus integrantes, le proveyeron un entrenamiento muy rudo, que incluía agua a manguerazos a los que se distraían al hacer tiburones y ráfagas de metralleta en lo que se conocía como "semana infernal". El hombre asegura que odiaba todo eso. Y que le encantaba.

Chris Kyle

Se entrenó para ser una máquina de francotirador: "Como cazador, sabía cómo disparar, hacer que la bala iría del punto A al punto B", cuenta de su posterior aprendizaje de francotirador. Decía que aprendió que el arma no debe tocar más que el aire; también del efecto de la rotación de la Tierra en la trayectoria de las balas. Pero faltaba pasar a la práctica. Los acontecimientos derivados del 11/S le dieron la ocasión. En 2003 llegó a territorio iraquí. Se supone que los suyos no iban normalmente más allá de la orilla de la playa. Pero no fue el caso. Se internaron bien adentro y se ganaron cierta fama. En particular Kyle, a quien los insurgentes llamaron Shaitan Ar-Ramadi (El Diablo de Ramadi) y por cuya cabeza habrían llegado a ofrecer 80 mil dolares americanos. En las cuatro misiones que cumplió en Irak, Kyle dijo haber sido herido dos veces por balas y alcanzado por unas seis explosiones.

Kyle abandonó la Marina en 2009 y se mudó a Midlothian, Texas, donde dirigió una compañía dedicada al entrenamiento de militares y policías. Todo iba bien: publicó su autobiografía y se convirtió en bestseller del The New York Times, con todo y su carácter religioso, nacionalista y sureño ("ustedes los yankees", se lee a lo largo de la obra). Hasta que en febrero de 2013 su historia se truncó: murió por los disparos de uno de sus compañeros en Irak, a quien había llevado a un campo de tiro. Kyle ayudaba en su tratamiento al soldado, diagnosticado con estrés postraumático, pero algo se salió de madre, acabando con la vida de Kyle de una manera un tanto extraña.

- Vídeo -



Noticia: Cadena perpetua para el asesino de Christopher Kyle, 'El Francotirador'
Extraído de: Cultura&Entretención
Fuente: archivo PDF
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

2 comentarios TiS 2 Facebook

  1. Al asesino de Chris. Así te pudras entre barrotes.

    ResponderEliminar

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

 
2013 - 2017 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger