Imprimir...
Compartir
A+
A-
Lago Nyos

El 12 de agosto de 1986, la misma historia fue noticia en todo el mundo: los 1.700 habitantes de cuatro aldeas alrededor del lago Nyos en Camerún, África, murieron la noche anterior. También se encontraron muertos el ganado, animales salvajes y pájaros. Las personas que llegaron a las aldeas aquella mañana quedaron desconcertadas de cómo un desastre como ése pudo haber ocurrido: ningún cuerpo presentaba heridas, no había señales de lucha y la mayoría yacía pacíficamente en sus camas como si todavía estuvieran dormidos. Muchos sostuvieron que un misterioso veneno o enfermedad fue la responsable, todo y que no se encontraron ni veneno ni patógeno. Otros de la población indígena creyeron que una bruja legendaria, la Ira, había salido del lago y llevado a cabo la matanza.

Para los científicos que investigaron la catástrofe, la respuesta se aclaró pronto: los humanos y los animales habían muerto sofocados por el dióxido de carbono, y la única causa podía ser el lago. El lago Nyos se formó en el cráter de un volcán extinguido y tiene una profundidad de más de 200 m y un área en la superficie de más o menos 1,5 km2. Los científicos encontraron que en el fondo del lago, una continua corriente de dióxido de carbono estaba siendo liberada dentro del agua. El dióxido de carbono se disuelve particularmente bien a alta presión y baja temperatura, condiciones que son prevalentes aquí, y por tanto se mantenía en solución. Por muchos decenios, una enorme cantidad de agua rica en dióxido de carbono se había acumulado en el fondo del lago.

Lago Nyos

De alguna manera, posiblemente debido a una pequeña erupción volcánica en el fondo del lago, durante la noche del 11 de Agosto, el agua del fondo del lago alcanzó la superficie. De la misma manera que una botella de champán que se agita y luego se descorcha rápidamente, se calcula que 1,2 km3 de dióxido de carbono fueron liberados repentinamente del agua, debido a la significativamente menor presión en la superficie del lago. Debió haber sido una espectacular, todo y que terrible, imagen del agua del lago catapultada por el inmenso incremento de gas. Pocos reportajes de primera mano existen porque los testigos, como aquellos que estaban durmiendo, murieron sofocados.

Para que tal desastre no se volviese a producir, en el año 2002, un sistema de tubos baja desde una plataforma en el centro del lago a una profundidad de 200 m. Inicialmente, las aguas ricas en dióxido de carbono fueron bombeadas a través de los tubos, pero más tarde la bomba dejó de operar porque la formación continua de una corriente ascendente de burbujas de dióxido de carbono en el tubo (debido a la menor presión en la superficie) realizaba el trabajo de subir el agua a la superficie. Hoy, una fuente de agua y dióxido de carbono fluyen de la plataforma, previniendo que el dióxido de carbono se acumule en el fondo del lago. La cantidad de dióxido de carbono liberada al aire de esta forma es totalmente inofensiva.

- 25 fotografías del desastre -

video

- Vídeo -



Fuente: archivo PDF

1 comentarios TiS 1 Facebook

  1. Uffff, que pasada, no había oído sobre ello, pero verdaderamente fue una catástrofe.

    ResponderEliminar


Puedes leer las normas sobre los comentarios en: [Política de privacidad]

 
2013 - 2017 Te interesa saber

colores

Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo

(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño

(Asesor)


Política de privacidad





Responsive

TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger