Imprimir...
Compartir
A+
A-
Cristianos

El apodo o mote de Pepe, para aquellos cuyo nombre de pila es el de Jose o José, parece tener sus raíces en las primeras etapas del cristianismo, a principios de nuestra era. En aquella época, en la que los cristianos eran perseguidos con ferocidad, ellos mismos crearon su propia simbología, tanto oral como escrita, para eludir -en clave- a sus objetos de culto y figuras veneradas. Así, por ejemplo, Jesucristo estaba representado por un pez, y una cruz significaba identificarse con miembros de la "secta cristiana".

Tomando como referencia el dogma de fe del cristianismo sobre la concepción inmaculada de la Virgen María, madre de Jesús, las referencias a San José se efectuaban con el calificativo de Pater Putativo (del latín, padre aparentes). Esta definición se vio simplificada, por motivos de clandestinidad, a las iniciales de ambas palabras -PP-, tal como aparece en las paredes de algunas catacumbas. Su lectura conforma la palabra Pepe, la cual se ha transmitido hasta nuestros días con el apodo de José.


Fuente: archivo PDF

0 comentarios TiS 0 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger