Imprimir...
Compartir
A+
A-
Nino Bravo
Muchas han sido las biografías que se han publicado, en un medio u otro, sobre la vida y la obra de Nino Bravo, un cantante que ha traspasado las fronteras del tiempo y el espacio para convertirse en un auténtico mito que cada día sigue más vivo que nunca.

En muchos de los escritos sobre su vida, la realidad del hombre se mezcla con la leyenda del mito. En ésta, su biografía oficial, se ha tratado de acercar la verdadera historia de Luis Manuel Ferri Llopis al lector de una forma objetiva, recurriendo a las fuentes más fidedignas para ofrecer una biografía correcta y sin errores. El presente texto es el fruto de muchas horas de conversación con músicos, amigos y familiares de Nino Bravo como Pepe Juesas, Consuelo Ferri, Amparo Martínez o Salvador Aranda.

Cuando Nino Bravo falleció, de forma repentina, a los 28 años de edad, ya había realizado un amplio recorrido por las experiencias que todo gran artista tiene en su haber. Había conquistado los primeros puestos de las listas, tanto españolas como hispanoamericanas, realizado multitudinarias giras, presentado a numerosos festivales, actuado en infinidad de ocasiones en la televisión...

Nino BravoLa historia de Nino Bravo, la historia de uno de los mayores mitos de la canción moderna, se encuentra plasmada en esta biografía, dividida en tres intensos capítulos que separan épocas diferenciadas de su carrera artística.

Sus comienzos en Valencia, sus primeros grupos musicales, su éxito, la veneración por su tierra, el esfuerzo por triunfar, sus discos...

Los comienzos como artista (1944 - 1969)

El 3 de agosto de 1944, en Aielo de Malferit, una pequeña población cercana a Valencia, nació Luis Manuel Ferri Llopis, futura figura del pop hispano. Su familia regresó a su vivienda de Valencia cuando él apenas contaba dos años. Se instalaron en el número 31 de la Calle Visitación, situada en el barrio de Sagunto. Su padre, llamado también Luis Manuel, se trasladó a la capital buscando nuevas oportunidades en su empleo como vendedor de seguros.

Tras una breve estancia en Carcagente, localidad en la que los dos pequeños Ferri reciben la Primera Comunión, la familia regresa a su domicilio valenciano. Desde muy tierna infancia, Luis Manuel (Manolito) muestra un carácter bastante tímido. En el barrio de Sagunto conoce a Vicente López, una persona que resultaría crucial en su futura carrera, y quien se convertiría posteriormente en el bajo de sus conjuntos. Vicente lo relacionó con sus amigos de la calle Visitación. Cuentan que una tarde, cuando Manolito apenas contaba con 15 años, cantó a pleno pulmón el tema 'Libero' de Domenico Modugno durante una visita a la casa campestre de su familia, sorprendiendo a amigos y familiares con su torrente de voz. Aunque en un principio el muchacho intenta restarle importancia al asunto, en su fuero interno sabía que le gustaba aquello, el repetir una canción y adaptarla a su estilo personal, sintiendo todas y cada una de sus palabras. Desde ese momento, Vicente y sus compañeros le dirían que "con tu voz hay que hacer algo más que hablar".

Entrada ya la adolescencia, Luis Manuel decide dejar sus estudios de bachillerato para trabajar de aprendiz en una joyería, propiedad de un viejo vasco amigo de su padre, cercana al Jardín Botánico de Valencia. Pero esto no supone una separación de la canción, pues todos sus ratos libres los dedica a su afición: cantar. El aprendiz de joyero progresa muy rápido, y pronto llega a oficial, para ser ascendido a pulidor de diamantes.

En otoño de 1961, Manolito forma el conjunto musical "Los Hispánicos" junto a Salvador Aranda y Félix Sánchez. Su primera actuación oficial sería en la Sociedad Coral "El Micalet", durante la presentación de su Fallera Mayor, y es entonces cuando fascina a todos sus conocidos con una maravillosa e impecable versión de "Only You", un tema de The Platters.

El éxito de la primera actuación de "Los Hispánicos" les abre las puertas para la contratación de más actuaciones, entre ellas la participación como grupo de relativa importancia en el Pabellón de la Juventud de la popular Feria de Julio valenciana. Su popularidad comienza a crecer en Valencia y alrededores, realizando actuaciones en Elche, Santa María del Campo Reus, Catarroja, Denia, Montaverrer, Játiva, Aielo de Malferit...

El conjunto de Luis Manuel, Salvador y Félix participa en el concurso radiofónico "Fiesta en España", patrocinado por una conocida marca de flan. Tras ganar la segunda fase regional, una injusta decisión del jurado les hace perder la final nacional frente a un rapsoda. "La mejor actuación ha sido la vuestra. No habéis ganado porque vosotros sois cuatro y el rapsoda uno, y sale mucho más barato hacerse cargo de la promoción de una persona", les comentaría el presentador del evento.

Es durante su etapa con "Los Hispánicos" cuando Luis Manuel se presenta por vez primera para obtener el carnet profesional de artista junto a sus compañeros de conjunto. El examen tendría lugar en el valenciano Teatro Alkázar frente a 8 examinadores del Sindicato del Espectáculo que, contra todo pronóstico, decidieron suspender a la que posteriormente se convertiría en una de las voces más importantes de la música pop española.

"Los Hispánicos" se disuelven en octubre de 1963, tras casi dos años de intensos éxitos. Salvador y Félix deciden labrarse un futuro profesional fuera de la música, pero Luis Manuel no cesa en su empeño de alcanzar su sueño y convertirse en un gran cantante. Así, con 19 años se incorpora al conjunto "Los Superson", en el que su gran amigo Vicente López ejerce como bajista. Salvador Pelejero a la batería, Saturnino Laredo como guitarra rítmica y Josep Bosch como guitarra solista completan la formación original. En un principio, Manolito comienza como sustituto de Carlos Lardíes, solista del grupo, pero pronto se convierte en miembro permanente. En 1964, Saturnino y Josep deciden no continuar con el conjunto, por lo que se incorporan los hermanos Pepe y Vicente Juesas (guitarra solista y teclados, respectivamente). Ese mismo verano, "Los Superson" actúan en la localidad costera de Benidorm, apasionando al público femenino con la cálida y sensual voz de su cantante.

En 1966, Luis Manuel es llamado a prestar el servicio militar en la marina de Cartagena. En esta época se hunde moralmente, e incluso llegó a escribir una carta a Vicente diciendo que "lo he pensado muy bien y esto de la música moderna, a pesar del dinero que ahorramos y de las fans, no es suficiente: yo nunca seré como Domenico Modugno, no cantaré más". Vicente comprende que estas líneas son consecuencia de la soledad vivida en el servicio militar. Lo que Luis Manuel necesitaba era una buena oportunidad...

Durante el servicio militar de Luis Manuel, Vicente contacta con un joven locutor de la emisora valenciana Radio Popular, y director de la revista "Mundo Musical", quien habla con el grupo para que acompañen a Toni Bernan, cantante del cual se ocupaba por aquel entonces, aunque Vicente le indica que sólo hasta que regresara el suyo, Luis Manuel. El locutor piensa que aún faltaban casi dos años para que regresara de la milicia, y en todo ese tiempo podrían pasar muchas cosas.

Al final logra imponerles como instrumentistas en la grabación del primer disco de Toni Bernan, en otoño de 1967, exigencia que acarreó más de un disgusto con el director de la discográfica Sayton, el fallecido Lluís Ferrer. Se llegaron a grabar dos canciones.

Nino BravoA su regreso de la mili, Luis Manuel decide darle una última oportunidad a la música. Vicente corre al Club donde el locutor pinchaba discos para decirle que su cantante ya había regresado. Debajo del brazo traía tres discos de los cantantes más conocidos del momento. "Vamos, Vicente, no irás a decirme que tu amigo canta como Tom Jones, Englebert Humperdinck o John Rowles...". Días después, tendría que tragarse sus palabras, ya que no cantaba como ellos, sino que lo hacía todavía mejor.

Un recién estrenado día de julio de 1968, frente a uno de los pabellones de la Feria de Julio, el contacto de Vicente López promete ocuparse de Nino, con la condición de escucharle primero en directo. Transcurridos unos días, consigue incribirle en el I Festival de Cantantes Noveles del Ayuntamiento de Vall D´uxó, con el nombre de Luis Manuel Ferri Llopis. En este festival surgió la primera discrepancia entre ellos, ya que Nino estaba ilusionado en cantar "Canzone per te", una canción italiana que iban a cantar otros dos concursantes antes que él. El locutor intenta disuadirle en vano. Cuando Luis Manuel salió al escenario, su ya manager queda tan maravillado por su voz que ni siquiera se fija en que no se clasifica para la final.

La siguiente cuestión era buscar un nombre artístico. El representante de Nino baraja miles de combinaciones distintas, hasta que un día de insomnio encuentra una perfecta: Nino Bravo. Luis Manuel daba la impresión de ser un duro pero si lo analizabas bien tenía un gran corazón. Era bravucón y, sin embargo, tierno... ¡ya lo tenía! Bravucón no, pero sí bravo. Nino Bravo.

Al día siguiente comunica la noticia a Luis Manuel. Al joven no parece agradarle el nombre: "Mira, lo de Nino no me parece mal pero lo de Bravo me suena a torero y no me gusta". Pasado un día, Luis vuelve con Vicente al despacho y le dice: "Sabes, ya me va gustando el nombre. Seré Nino Bravo".

El próximo objetivo del manager sería acudir a las compañías discográficas para que Nino firmara algún contrato. La primera en la que piensan es RCA, que andaba escasa de cantantes de producción propia. Ya en el edificio, Nino efectúa una prueba de voz acompañado por un piano. En palabras del propio representante, "su voz parecía envolver la séptima planta del rascacielos de la plaza de España". El manager pidió escuchar de nuevo la grabación, a lo cual se negó la asistente del departamento artístico, Julia Argerich. Muy enfadados, no dudan en coger un taxi y trasladarse hasta la avenida de América, donde se ubicaba la multinacional Fonogram.

Nada más llegar hablan con Luis Regatero, que se encontraba al frente de la editorial, el cual les recibe cordialmente. En cuestión de minutos se presenta allí el maestro Torregrosa, quien puso en un atril la partitura que le entregaron y efectuó la prueba de voz al piano. Luis Regatero y José Torregrosa se muestran interesados en el cantante, así que les dicen que podrían volver con el grupo y escucharle como si fuera en directo. Regatero quedó en que les llamaría en menos de una semana.

Manager y artista vuelven a Valencia. Allí, el manager de Nino inserta un anuncio en su mencionada revista, "Mundo Musical", donde le calificaba de espectacular, distinto, sensacional. Nino Bravo y Los Superson muy pronto en disco... Los músicos estaban de acuerdo en acudir a Madrid, y del transporte no había que preocuparse, pues les llevaría la misma furgoneta que les llevaba a las actuaciones.

La llamada de Fonogram no se hizo esperar más. Les daban fecha para grabar en el estudio grande. Y allá se marcharon. Ante sus ojos se abría un Madrid sorprendente. Al fin habían llegado a su destino. En los estudios de Fonogram les acogieron como si se tratara de artistas de la casa. Dentro del estudio, la prueba fue rápida y satisfizo a todos.

Aquella grabación iba a lanzar a la fama a un cantante que iba a sorprender y cautivar a los santones más influyentes de la radio, prensa y televisión, ya que la discográfica les entregó una cinta a cada uno sin referencia alguna con el objeto de que emitieran su juicio. Todos sin excepción coincidían en catalogar aquella voz como una de las mejores que habían escuchado en mucho tiempo.

Pasada la Navidad, el representante de Nino Bravo recibe una carta de RCA en la que se le comunicaba que en referencia a la prueba realizada en sus estudios por el cantante Nino Bravo, les era imposible incluirle en sus actividades discográficas. Lamentablemente, para la firma discográfica se convertía en algo más penoso, en la pérdida de cientos de millones por la incapacitación de su departamento artístico.

El 16 de marzo de 1969 se celebra en el Teatro Principal de Valencia la presentación oficial de Nino Bravo, organizada para impresionar aún más a los directivos de Fonogram. Hacia las diez de la mañana, la Calle de las Barcas era un hervidero de gente que se agolpaba a las puertas del teatro. Cuando se alzó el telón, los aplausos del público eran un clamor a los sones de la potente orquesta. Con traje impecablemente blanco y zapatos a tono, Nino conquistó al público desde la primera canción. Aunque todos los gastos de la presentación tuvieron que costearlos ellos mismos, el éxito fue tal que al día siguiente toda Valencia comentaba la actuación. La gente arrancaba los carteles que anunciaban la efeméride como recuerdo de aquel acontecimiento que sólo unos cientos tuvieron el privilegio de presenciar.

Después de ello, Nino Bravo firma su primer contrato discográfico. Aparte de un alto porcentaje de royalties solo comparado con Raphael, Nino cobraría gastos de desplazamiento y estancia mientras grababa o hacía promoción, más 5.000 pesetas por canción grabada.

A Fonogram le urge grabar el primer disco, para el que contrata a Manuel Alejandro, un prometedor compositor de Jerez que ya había trabajado anteriormente con Raphael.

Nino ya comenzaba a ser popular y, por consiguiente, tenía que viajar. La relación entre él y su manager funcionaba ya basada en el teléfono. A partir de entonces, su primer representante siguió la ascendente carrera de Nino apartado de él, sabiendo que ya no le necesitaría más. Fue a partir de 1970 cuando José Meri se convirtió en el manager de Nino Bravo...

Nino BravoTres años en la cima del mundo (1970 - 1973)

En 1969, el dúo formado por Nino Bravo y el compositor Manuel Alejandro se estrenó con las grabaciones "Como todos" y "Es el viento", y presentó en 1970 "No debo pensar en ti" al Festival de Barcelona, aunque ninguna de las canciones tuvo muy buena acogida. Las relaciones entre Nino y Manuel Alejandro pronto se enfrían, pero esto no supone una ruptura. El cantante recibió muy buenos consejos por parte del compositor; Nino comenzó a crearse una propia personalidad y a vestir de otra manera.

En julio de 1970, Nino Bravo actúa en la III Olimpiada de la Canción de Atenas como representante español con el tema "El adiós", obteniendo el cuarto puesto del certamen

Este éxito en Grecia sirve para que los directivos de Televisión Española se fijen en él como posible candidato al Festival de Eurovisión. Nino, junto con cantantes tan populares como Karina, Junior, Rocío Jurado, Jaime Morey, Conchita Márquez Piquer, Encarnita Polo, Dova o Los Mismos, participa en "Pasaporte a Dublín", un programa televisivo en el que se pretende elegir al representante español en el eurofestival. Durante todo el otoño, los protagonistas del espacio musical interpretan cada semana un estilo musical distinto, y Nino muestra su versatilidad para cantar cualquier tipo de canción ante toda la audiencia española. Finalmente sería Karina la vencedora, obteniendo Nino Bravo el segundo puesto.

En octubre de 1970 participa en el IV Festival Internacional de la Canción de Río de Janeiro (Brasil) con el tema "Elizabeth", compuesto por el Dúo Dinámico. En esta ocasión queda nuevamente en cuarto lugar, pero promete volver en posteriores ediciones del festival para intentar conquistar el primer puesto.

Tras su participación en el programa "Pasaporte a Dublín", el disco más reciente de Nino comienza a adquirir una gran popularidad. El tema estrella del sencillo, "Te quiero te quiero", guarda una historia muy peculiar: Augusto Algueró, su compositor, se lo entregó a Lola Flores para la película "Kuma Ching", pero los productores del film cambian la letra original y lo titulan como "La niña ahogada". Ante esta alteración de la composición original, Algueró se la ofrece a Raphael, quien la graba. Por esta época, Raphael tuvo un disgusto con su discográfica y la grabación se archivó. Algueró se la entregó a Nino Bravo, quien la convirtió en éxito mundial y la incluyó en su primer LP. Posteriormente, Carmen Sevilla, esposa de Augusto, grabaría esta canción para una película.

Con su primer LP, titulado precisamente "Te quiero, te quiero", Nino cosecha un gran éxito, consiguiendo por fin auparse a lo más alto de las listas: su sueño se había hecho realidad. "Te quiero te quiero" fue un auténtico bombazo en todo el mundo de habla hispana y sus discos se vendieron por millares.

Pero Nino no cosechaba éxitos únicamente en el plano profesional, sino también en el personal. El 20 de abril de 1971 contrae matrimonio con María Amparo Esther Martínez Gil, una joven a la que conoció en la mítica discoteca valenciana "Victor's", y de la que quedó instantáneamente prendado. Aunque únicamente se invita al enlace a las personas más allegadas para evitar a la prensa, dos corresponsales de la revista "Mundo Joven" logran enterarse de la noticia e irrumpir en la iglesia para obtener su exclusiva.

Nino y Mª Amparo pasan unos días en Gullar, cerca de Zaragoza, antes de partir a Canarias, donde el cantante participa como artista invitado en el Festival del Atlántico. En mayo de 1971 también participa en el Festival de la Rosa de Oro de Montreux (Suiza), en el que interpreta los temas "Como todos", "Te quiero te quiero" y "Puerta de amor".

Una vez publicado su segundo álbum, realiza su primera gran gira latinoamérica, visitando la práctica totalidad de países: Colombia, Argentina, Venezuela, Argentina... En la mayoría es eufóricamente recibido y cosecha grandes éxitos.

Su llegada a Argentina fue sensacionalmente clamorosa, actuando en infinidad de shows televisivos de Canal 9. La anécdota de este viaje hubo de suceder en Bogotá (Colombia). Nino Bravo fue detenido en este país por culpa de una ley que obligaba a todos los artistas extranjeros a dar un concierto gratis en La Media Torta. El problema era que no sólo se obligaba a Nino a realizar la actuación, sino que debía pagar toda una orquesta, lo que suponía una importante pérdida económica. El asunto quedó zanjado tras pagar la multa impuesta por el gobierno colombiano. Dejando a un lado el incidente, Nino obtuvo un gran éxito en Sudamérica, tanto en sus actuaciones televisivas como en las galas que ofreció en el hotel Tequendama.

También en 1971 lanza otra de sus grandes canciones: "Noelia", un tema pop dramático compuesto por Augusto Algueró a la medida de la voz de Nino Bravo y en el que puede lucir sus tremendas facultades en el momento de mayor intensidad de la canción. El éxito del tema es tal que, tras publicarse la canción, hubo una auténtica explosión de bautizos con el nombre de Noelia.

Nino BravoEl 24 de enero de 1972, la vida vuelve a sonreír al cantante valenciano: nace su primera hija, a la que bautizan con el mismo nombre que su madre, Amparo. Nino, hombre familiar por encima de todo, adora a su hija y no es difícil verle compartir juegos y caricias con la pequeña "nana", como él suele llamarla. El bautizo se realiza en la Iglesia Castrense de Santo Domingo (Valencia).

A principios de 1972 aparece el que sería el tercer LP de Nino Bravo, titulado "Un beso y una flor". De carácter marcadamente romántico, se trata de su álbum más personal hasta la fecha. El gran éxito que cosecha este nuevo disco propicia una nueva gira al otro lado del Atlántico, a la vez que se anuncian sus actuaciones por toda España.

Es en octubre de este mismo año cuando decide presentarse al V Festival Internacional de la Canción de Río de Janeiro. En su segunda incursión en este festival brasileño, Nino Bravo defiende "Mi tierra" como nunca antes lo había hecho, llega hasta la final, empata a puntos con el cantante David Clayton Thomas y... un "tongo" en la decisión del jurado le arrebata el premio. Al haber empatado con el representante estadounidense, el juez americano (que debía desempatar) tendría que haber otorgado a Nino su voto al estar prohibido votar al representante de su propio país. La injusticia hizo mella en Nino Bravo, que juraría no volver a participar en ningún otro festival.

A su vuelta a España se publica "Mi tierra", el cuarto LP de Nino Bravo que grabó antes de partir al Festival de Río. Este nuevo disco contiene el hit "Libre", gracias al cual termina 1972 en lo más alto de las listas de éxitos. Aunque Nino Bravo no tuvo ninguna intención política al grabar esta canción, algunos regímenes latinoamericanos adoptaron el tema como uno de sus himnos. Y es que cada cual entiende las canciones a su manera...

A finales de 1972, Los Superson acompañan por vez primera a Nino en un viaje al extranjero. Sería concretamente a Méjico, donde el intérprete de "Libre" realizaría algunas galas y grabaría varios programas para la televisión del país.

Nino Bravo comienza 1973 inmerso en la grabación del que sería su quinto álbum de estudio. Se traslada a Inglaterra para grabar la voz y la música a los temas que compondrían este nuevo LP. En marzo realiza una apoteósica gala en las valencianas festividades falleras. El Parador '73 se convirtió, sin que nadie lo supiera, en el escenario de la última actuación de Nino Bravo en su amada Valencia. Aquella noche, que muchos recuerdan con lágrimas en los ojos, el suelo acabó tapizado por rosas arrojadas por sus admiradores mientras el cantante interpretaba, por primera y única vez, el Himno Regional de Valencia.

Tras la estela de Nino Bravo (1973 - 2010)

Si de algo hizo gala Nino Bravo en sus intensos años de carrera artística, fue de valencianía. Siempre se negó a fijar su residencia en Madrid y abandonar su querida Valencia, a pesar de que ello supondría luchar más para alcanzar el éxito. Uno de sus sueños fue la creación de “Julio Verne”, una sala de fiestas en Valencia que constituyera una plataforma para dar a conocer a los artistas autóctonos. Su compromiso con los cantantes valencianos también se ponía de manifiesto cuando hablaba de fundar un estudio de grabación en Valencia para que los artistas de la tierra no tuvieran que trasladarse a la capital del país. Nino Bravo siempre pensaba en ayudar a los demás. En ello estaba cuando encontró la muerte, un funesto 16 de abril de 1973, en una aciaga carretera de Villarrubio. Se dirigía a Madrid con su guitarrista, Pepe Juesas, y el Dúo Humo, formado por Fernando Romero y Miguel Ciaurriz, para producir el primer disco de este nuevo conjunto valenciano. Quería convertirse en su padrino artístico porque había visto en ellos a unos “nuevos Beatles”. Nino murió como había vivido: ayudando a los demás. Más de 10.000 personas acudieron a su entierro. Habían transcurrido tres años desde su primera y su última grabación y en ellos había conseguido una intensa colección de éxitos.

Nino Bravo quiso potenciar el talento valenciano, y eso hizo promocionando al Dúo Humo. Esta relación surgió de una manera espontánea y altruista, por parte de Nino. Deseaba hacer lo que nadie había hecho por él y para ello no escatimó ningún tipo de gastos: el mejor fotógrafo, la mejor boutique, el mejor arreglista, el mejor estudio...

El gran compositor José Luis Armenteros dijo en una ocasión: "Vi a Nino por última vez en Barcelona cuando le entregaron su también último trofeo, el Olé de la Canción". Tras esto, Nino Bravo se iría a descansar a Canarias y realizaría su apoteósica actuación en el Parador '73 ya comentada.

Dentro de los proyectos de Nino Bravo estaban los de realizar una gira por Latinoamérica a mediados de junio de ese año, así como viajar a Tokyo para promocionar sus discos en el continente asiático. Nino también quería realizar un LP dedicado a América, tierra de la que contínuamente decía que era "el futuro del mundo". Este último deseo lo cumplió, pues justo antes de fallecer dejó diez temas grabados que se recopilaron en un LP titulado "... Y vol. 5", que contenía el gran éxito "América, América". Este disco también contenía el único tema en el que Nino Bravo participó como compositor. En un principio se lo quiso dedicar a su esposa, pero finalmente la letra fue alterada para lograr una bella y armoniosa canción, "Vivir".

Poco meses después de su fallecimiento, Nino conseguía un récord al vender más de 90.000 copias de su disco póstumo, “América América”, antes de salir a la venta. En septiembre de 1973, la Plaza de Toros de Valencia acogería un concurrido homenaje al cantante con figuras de la talla de Bruno Lomas, Julio Iglesias, Manolo Escobar, Formula V… El 27 de noviembre de 1973 nacería Eva María Ferri Martínez, la segunda hija de Nino Bravo, que nunca llegó a conocer a su padre.

En los últimos años, la figura de Nino Bravo ha resurgido con más fuerza que nunca en el panorama musical. Prueba de ello son las más de un millón de copias que vendieron los dos discos de duetos producidos en los 90, el musical sobre su vida que recorre España y Latinoamérica, la refundación de su Club de Fans Oficial, la apertura de su propio museo en Aielo de Malferit, la realización de un gran homenaje del Valencia C.F., las seis calles con las que cuenta en España y la reciente publicación de un disco en el que artistas como David Bisbal, Marta Sánchez, Luis Fonsi o Paulina Rubio rinden homenaje al inmortal cantante (y que en apenas unas semanas se convirtió en disco de platino).

Y es que, al fin y al cabo, Nino Bravo aún vive: en el corazón de miles y miles de personas que le recuerdan y admiran cada día.

- Noelia -

video

- Libre -

video

- Vete (vídeo fotos) -

video

- Voy buscando -

video

- Un Beso y una Flor -

video

- El desenlace -

video


Fuente: ninobravo
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

1 comentarios TiS 1 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger