Imprimir...
Compartir
A+
A-
google

Un clima de trabajo que promueve la investigación continua y el desarrollo profesional, una de las claves de un gigante que mueve más de U$S 10.000 al año imaginar las características, en cuanto a organización, de un sistema capaz de efectuar búsquedas a través de 8.000 millones de páginas instaladas en la red –y más de 800 millones de imágenes– se exhibe, sin lugar a dudas, como una de las tareas más difíciles para todo aquel que en algún momento recurrió a www.google.com para dar con un determinado contenido. Abocada a dar una profunda aproximación al mundo Google, la edición online del diario español El País publicó un informe en el que brinda un pantallazo sumamente amplio de la actividad concerniente a Googleplex, la sede central de la herramienta de rastreo situada en plena California, Estados Unidos.

Así, la fuente en cuestión da cuenta de hombres y mujeres gestionando una maquinaria capaz de atender 1.000 millones de consultas diarias, y un centro de poder que factura en torno a los 10.000 millones de dólares anuales, los horarios no existen, y los empleados se desplazan por el lugar en rollers o skate.

Googleplex es un sitio en el que las bromas e inquietudes provenientes de 3.000 cerebros en permanente actividad forman parte del creciente éxito e influencia de, sin dudas, la compañía más importante de internet. Como bien detalló El País, la firma reúne a los ingenieros informáticos más brillantes del mundo quienes, además, son los que más dinero ganan, los que mejor comen, los que más se divierten y los que más fácilmente pueden dedicarse a explorar sus propios intereses dentro de su tiempo de trabajo.

Igualmente, todas estas bondades se ven niveladas con las exigencias previas de contratación estipuladas con el fin de realzar la calidad del personal que ingresa a Google (que contempla un régimen de, al menos, ocho entrevistas eliminatorias) y la constante presión que significa el estar innovando a cada minuto.

A pesar de esto, un informe reciente de la revista Fortune calificó a Google como la mejor empresa para trabajar. De acuerdo a la publicación, la firma recibe al día más de 1.300 solicitudes de trabajo, gracias a su liderazgo en el sector, pero también a la cultura corporativa que ha hecho famosa a la empresa como un espacio de trabajo relajado y cercano a la vida en un campus universitario.

googleplex

Cómo es Googleplex

Google trabaja en 112 países, pero el corazón de todo su negocio o mejor, su cerebro está en Mountain View, en pleno Silicon Valley. Googleplex no es una ciudad, es un conjunto de edificios situados a cierta distancia, que los "googlers" recorren a pie, en bicicleta o en skate. El predio de la firma está a una hora en tren de San Francisco, y a un tiempo indefinido en coche, así que Google ha puesto a disposición de sus empleados varios ómnibus gratuitos que realizan diariamente el recorrido entre la ciudad y la empresa.

En estas unidades hay acceso inalámbrico a internet. Los ingenieros pueden de ese modo usar sus portátiles para trabajar mientras se desplazan al trabajo o vuelven a sus hogares. Así, ya no pueden perder el tiempo ni en los baños ni en el regreso de la oficina.

Dicen que Google sirve las mejores comidas de todo Silicon Valley, cortesía de su primer cocinero, Charlie Ayers, antiguo chef de Grateful Dead. Al parecer, los fundadores de la compañía, Larry Page y Sergey Brin, querían que sus trabajadores fueran productivos y no perdieran tiempo al salir de la empresa para comer, así que le pidieron que las comidas fueran sanas, variadas y sabrosas. Y lo son.

Hay una cocina en cada planta de cada edificio, con bebidas, fruta fresca y tentempiés. Todo gratis. Y hay 11 cafeterías, entre ellas una de comida orgánica, donde todo lo que se consume ha sido cultivado allí. Es parte de su declaración culinaria de intenciones, que luce en las paredes: la comida será fresca, se usarán distribuidores locales, y se animará la creatividad de los cocineros.

Eric Schmidt
Eric Schmidt

Cómo se organiza

El presidente, Eric Schmidt, cree que la compañía tiende de, forma natural, al caos. “En el día a día no estás muy seguro de lo que sucede. Este proyecto quizá se lance, este otro quizá esté en problemas, este otro es una nueva idea. Cada día miramos qué funciona y qué no”. En un día cualquiera, por ejemplo, Schmidt y su equipo han revisado los sistemas que utilizan en los centros de datos, los acuerdos en publicidad, y el funcionamiento de la niña bonita, YouTube, que acaba de ser adquirida por unos 1.600 millones de dólares. “Al final estamos todos cansados, nos vamos a dormir y, al día siguiente, hacemos lo mismo pero es completamente diferente. Sí quieres trabajar en algo creativo, porque sientes que tus ideas se escuchan”, detalla.

Los ingenieros confirman que ésta es una compañía distinta. Marissa Mayer, la vicepresidenta, lo explica dibujando un triángulo. Cuenta que la organización de la mayor parte de las empresas modernas procede del mundo industrial, de las líneas de ensamblaje, donde alguien siempre supervisaba el trabajo de otro. “Es una organización piramidal, donde cada empleado realiza un trabajo individual que es supervisado por otro trabajador, que a su vez es supervisado por un gerente y así hasta llegar al presidente”.

Google, asegura, funciona más bien como una red, donde los equipos, las responsabilidades y los papeles de cada trabajador fluyen y cambian sin parar. “La jerarquía aquí es completamente plana”, asegura Hugo Fierro, un ingeniero español de 24 años que trabaja en la sede de la compañía en Nueva York. “Se tiene acceso a todo el mundo, incluidos los fundadores”.

La forma en la que Google intenta fluir se llama “regla del 70-20-10”. Ésta es la manera en la que los empleados distribuyen su tiempo de trabajo. El 70% deben dedicarlo al negocio principal, es decir, las búsquedas, Google aún debe el 99% de sus ventas a los anuncios insertados en su buscador.

En la búsqueda de los nuevos productos revolucionarios con los que Google alimenta continuamente el mercado, los ingenieros pueden dedicar el 20% de su tiempo. Investigan servicios no directamente relacionados con el buscador. Así surgió, por ejemplo, Google News, que localiza noticias entre medios de comunicación del mundo, o Gmail, el correo electrónico.

El 10% restante del tiempo puede usarse en desarrollar cualquier idea, por muy extraña, extravagante o absurda que parezca. Como, por ejemplo, construir el esqueleto de un Tiranosaurius Rex en uno de los jardines del campus.

googleplex

Cómo se fomentan las relaciones personales

A los trabajadores no les gusta contar cuánto ganan, aunque confiesan que están bien pagos, y tampoco quieren hablar de los billares, los masajes, las pelotas gigantes, los juguetes de lego, los patines para recorrer los pasillos o las lámparas de lava que adornan las mesas. Lo cierto es que toda la empresa parece un gigantesco y comodísimo hogar, con sofás en cada esquina, comida y bebida en cada mesa, y hasta perros y fiestas. No hay horarios de trabajo, cada cual viene y va cuando se le antoja. Pueden vestir como les parezca, incluso en pijama o bermudas. Y todos los viernes se celebra el llamado TGIF o "Thank god its Friday" (gracias a Dios es viernes), y toda la empresa, incluidos los fundadores, se reúnen para cantar o comer. Google es flexible y generosa con sus cerebros. Pero también exigente.

No se contrata a cualquiera, para empezar. Un ingeniero con años de experiencia puede ser descartado porque sus notas de la universidad no son muy brillantes. Además, el riguroso proceso de selección incluye media docena de entrevistas personales y complejos cuestionarios para demostrar que, además de los más brillantes, son sociables, pueden trabajar en grupo y tienen intereses lejos de la computadora.

googleplex

Cómo Google protege parte de su secreto

Para ser una empresa tan enamorada de los números, Google tiene alergia a develarlos. Al visitar Mountain View hay que hacerlo acompañado de un miembro del equipo de relaciones públicas que señala lo que se puede fotografiar y saber. ¿Cuántos empleados trabajan en Mountain View? No puede decirse. ¿Cuántos edificios hay en el complejo? Decenas. ¿Cuántos empleados hay en total en la compañía? Unos 10.000.

El secretismo de Google es otra de sus señas de identidad, y los ingenieros comulgan con este principo hasta el punto de negarse a desvelar en qué trabajan. La compañía asegura que ésta es sólo una manera de no dar pistas a sus competidores y que, al fin, y al cabo, es una empresa diferente.

googleplex

Cómo busca Google

Louis Monier, creador del buscador Altavista, el líder hasta que apareció Google, ahora trabaja para su antigua rival. Y explica: “Buscar es una actividad central en internet, está en su mismo origen. Pero buscar es un término muy simple para describir una actividad muy complicada. Pongamos que un internauta introduce la palabra Saturno en su buscador. Espera que sepa discernir si se habla de un planeta o una marca de coches, si busca comprar o vender, quiere documentos o imágenes. Antes de Google, además, los buscadores se limitaban a organizar los resultados por el número de apariciones de la palabra en una página, y no por la importancia de ésta”.

Según aseveró El País, los fundadores de Google investigaron cómo convertir la relevancia de una web en un algoritmo matemático. Volviendo al ejemplo, si uno busca datos sobre el coche Saturno, lo más probable es que quiera, en primer lugar, información oficial de la compañía, y no las miles de páginas que mencionan al planeta. Brin y Page decidieron que la mejor manera de determinar si una página era relevante para una búsqueda era premiar el número de veces que era enlazada por otra.

Es probable, seguía el razonamiento, que las críticas o artículos que hablan de Saturno contengan enlaces a la página principal de la compañía, así que ésa es la más importante para el usuario. Fue la primera vez que un buscador introducía relevancia social además de conceptos tecnológicos.

Fanáticos de la matemática, Sergey Brin y Larry Page, fundadores de la empresa, dieron vida al buscador a través de la patente 6.285.999 y, según revela el medio español, dedicaron su nombre al número que representa un 1 seguido por 100 ceros aunque, al parecer, deletrearon mal el resultado del cálculo. Era “Googol” en vez de “Google”.

Pero no fue necesario reformular esta identidad. De la mano de una página sencilla de manipular, desprovista de ornamentaciones, y fácil de cargar, ambos ejecutivos dieron con un activo que tuvo en el boca a boca a su principal herramienta de marketing. La publicidad dio su resultado y se ha traducido en cifras sumamente significativas para Google: 380 millones de usuarios al mes, U$S 9.000 millones en ventas y un valor en Bolsa de 145.000 millones de dólares.

Google gana su dinero gracias a los anunciantes que compran palabras en el buscador. Así, por ejemplo, si un internauta introduce la palabra “coche” en Google, verá los enlaces patrocinados. Las empresas que se anuncian allí han pujado por esa palabra, lo que significa que el precio de cada una de ellas es variable.


Fuente: archivo PDF
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

4 comentarios TiS 4 Facebook

  1. This is really interesting, You're an overly skilled blogger.
    I've joined your feed and stay up for in quest of more of your excellent post.
    Additionally, I've shared your site in my social networks

    ResponderEliminar
  2. En respuesta a: Anónimo. Thank you very much, I appreciate the cooperation. Merry Christmas.

    ResponderEliminar
  3. El sector empresarial debería de tomar algunos consejos de Google, y en sus nominas, no poner números sino nombres, se darían cuenta de que es mas productivo un empleado motivado que explotado.

    ResponderEliminar
  4. En respuesta a: Kati.Kati, estamos totalmente deacuerdo con usted, ante todo somos personas, aunque a veces no se tenga en cuenta. Un saludo.

    ResponderEliminar

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger