Imprimir...
Compartir
A+
A-
ordeñar

Se calcula que más del 75 por ciento de la población mundial no tolera la lactosa, ya que no produce la enzima necesaria para digerirla: la lactasa.

Según un estudio sobre esta cuestión que fué publicado en la revista PLoS Computational Biology, la mutación genética que permitió al ser humano tolerar la digestión de leche se produjo hace más de siete milenios y no fue en el norte de Europa como se pensaba, sino más al sur, en los Balcanes. La cualidad genética que posibilita a los europeos beber leche tras la infancia procede del Neolítico, cuando surgieron las primeras sociedades ganaderas. La causa, según el profesor Mark Thomas de la University College de Londres, fue la necesidad de un alimento básico y de fácil acceso en comunidades cada vez más sedentarias y que abandonaron la recolección ocasional.

Esta relación con la actividad ganadera es la que ha motivado que grupos relativamente cercanos tengan tasas de tolerancia a la leche tan diferentes entre sí.


Uciencia
Fuente: archivo PDF

0 comentarios Google+ 0 Facebook

Nos puedes dejar un comentario, una opinión, o tu experiencia sobre este artículo. Queremos que participes, porque aquí tú eres el protagonista.


 
2013 - 2018 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger