Imprimir...
Compartir
A+
A-
Origen de la palabra Gilipollas

Don Gil Imón de la Mota Fiscal del Consejo Supremo de Castilla y Gobernador de Hacienda en la época de Felipe III. Por aquel entonces el Duque de Osuna organizaba sus célebres bailes, a los que acudía la alta sociedad, para poner en el escaparate familiar a jovencitas de la buena cuna, como oferta casadera. A las muchachas de entonces se las conocía como "pollas", apelativo que recoge el Diccionario de la RAE, como sexta acepción, el significado de jovencitas, algo que hoy prácticamente se ignora. Las “pollas” de entonces no tenían nada que ver con el significado de morbosas connotaciones por el que ha sido sustituido ahora.

El tal Don Gil era un personaje de relieve y su nombre aparecía frecuentemente en los ecos de sociedad de las revistas del corazón de la época. Como buen padre que era, el hombre se sentía obligado a responsabilizarse de sus deberes familiares.

Tenía tres hijas en edad de merecer. Las chicas no eran muy agraciadas que se diga y además tampoco destacaban por ser resueltas, más bien todo lo contrario, siendo incluso algo tontuelas. Pero el regidor las llevaba a todos los actos públicos a los que acudía. Tanto, que se hizo famosa la pregunta:

- ¿Ha llegado ya D. Gil?

- Sí, ha llegado con sus pollas.

Mientras D. Gil se encargaba de atender las numerosas conversaciones que su cargo de alcalde fiscal quedó reducido a gil-y-pollas, ya que su tenaz insistencia en acudir en busca de mozos casaderos dio lugar a la asociación mental de D. Gil y sus hijas con el significado de tonto.

Cundió por todo Madrid, que compuso esta palabra especial, castiza, nacida en la Capital del Reino y, después exportada al resto de España.


Fuente: archivo PDF
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

7 comentarios TiS 7 Facebook

  1. Dato curioso, que cierto es eso, de que todo tiene una explicación y un porque.

    ResponderEliminar
  2. Mi madre aún tiene la costumbre de llamar "pollitas" (usando el diminutivo para evitar esas feas connotaciones que ahora tiene la palabra "polla") a las chavalitas de 15 años y más para decir que eran unas jovencitas en "edad de merecer".
    Muy buena la explicación, me apunto al blog para leer más cosas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. En respuesta a: Andrómeda. Muchas veces utilizamos ciertas expresiones que desde luego no son animo de ofender, simplemente una costumbre adquirida con los años.
    Me alegra saber que la explicación ha sido de tu agrado.
    Espero que me sigas visitando, tienes una gran variedad de cosas por ver.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Al principio habla de qué era fiscal y en los últimos párrafos como alcalde, Don Gil, ¿Era fiscal o alcalde?

    ResponderEliminar
  5. En respuesta a: Jorge Juan Morante.Al parecer este cargo esta confuso, ya que según distintas fuentes unos lo citan ademas de como fiscal, también como de alcalde, aunque mayormente se le cita más como fiscal, pero bueno, así que creo que habrá que buscar para aclarar esa duda, lo que si que coincide es la base del artículo sobre el origen de dicha palabra.
    Gracias por la observación y por comentar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Demasiada gente hace honor a tal expresion.

    ResponderEliminar

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger