Imprimir...
Compartir
A+
A-
movimiento olímpicoCuando Pierre de Coubertin anunció en París, en una tarde de invierno en 1892, el reestablecimiento próximo de los Juegos Olímpicos, todos lo aplaudieron, pero nadie imaginaba en ese entonces la escala del proyecto implicado al restablecer los Juegos Olímpicos Antiguos, designando a un Comité a cargo de organizarlos y de crear un movimiento internacional.

El Comité Olímpico Internacional (COI) fue creado el 23 de de junio de 1894; los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna se abrieron en Atenas el 6 de abril de 1896; y el Movimiento Olímpico no ha parado de crecer.

El olimpismo es una filosofía de vida, que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu.

El Movimiento Olímpico tiene por objetivo contribuir a la construcción de un mundo mejor y más pacífico, educando a la juventud a través del deporte practicando sin discriminación de ninguna clase y dentro del espíritu que exige comprensión mutua, amistad, solidaridad y juego limpio.

Pierre Fredy, barón de CoubertinPierre Fredy, barón de Coubertin

El Movimiento Olímpico es definido también por las actividades numerosas a las cuales agrupa, por ejemplo:

* Promover el deporte y las competiciones a través de instituciones nacionales e internacionales.
* Cooperar con las organizaciones públicas y privadas para poner al deporte en servicio de la humanidad.
* Ayudar a desarrollar el "Deporte para Todos".
* Promover a las mujeres en todos los deportes y niveles y en todas las estructuras, con el objeto de alcanzar la igualdad entre los hombres y las mujeres.
* Oponerse a todas las formas de explotación comercial del deporte y de los atletas.
* Luchar contra el doping.
* Promover la ética de los deportes y el juego justo.
* Elevar el conocimiento de los problemas ambientales.
* Brindar ayuda financiera y educativa para los países en vías de desarrollo a través de la institución del COI, Solidaridad Olímpica.

"Todos los deportes para todos. He aquí una fórmula que, sin duda, va a ser tachada de ser locamente utópica. Me trae sin cuidado. La he sopesado y estudiado durante largo tiempo y sé que es exacta y posible", escribió Pierre de Coubertin en 1919. El porvenir comprobó que él tenía razón.

Los símbolos del movimiento olímpico

Se reconoce en todo el mundo el Movimiento Olímpico por los anillos olímpicos, la llama y la antorcha olímpica, la bandera olímpica, el lema olímpico, el himno olímpico y las medallas olímpicas.

Anillos olimpicosLos Anillos, simbolizan la unión de los cinco continentes y la reunión de atletas de todo el mundo durante los Juegos Olímpicos con un espíritu de competición limpia y de buena amistad, ideal preconizado por el Barón de Coubertin.

Los colores de los anillos olímpicos son el azul, el amarillo, el negro, el verde y el rojo sobre un fondo blanco. Al menos uno de estos colores se encuentra en la bandera de cada nación del mundo.

llama OlímpicaLa llama Olímpica es otro de los símbolos olímpicos. Se enciende en Olimpia (Grecia) y se lleva con una antorcha (la Antorcha Olímpica) a la sede de los próximos Juegos Olímpicos. Alumbra cada cuatro años en Olimpia, y simboliza la evocación del Espíritu Olímpico de la antigüedad.

Para encenderla se utilizaba un espejo parabólico que concentra los rayos solares y prende un carburante. El fuego así encendido es llevado por relevos de corredores hasta el Estadio Olímpico de la ciudad organizadora.

La primera vez que tuvo lugar la ceremonia de la Antorcha Olímpica fue en el año de 1,936, con ocasión de los Juegos Olímpicos de Berlín; el creador de la idea fue el profesor alemán Carl Diem.

La bandera que porta el símbolo olímpico se concibió en París y fue obra de Pierre de Coubertin, exhibiéndose por primera vez en el Congreso Olímpico en 1.914, se hizo por primera vez en el Estadio Olímpico de Amberes en 1,920 durante los Juegos de la Olimpiada.

Más rápido, más alto y más fuerteCitius, Altius, Fortius (Más rápido, más alto y más fuerte). Lo concibió el padre Henri Didon, un profesor dominico y amigo de Pierre de Coubertin. El Lema Olímpico no ha de ser entendido como una persistente mejora de los récords deportivos, sino en el crecimiento y perfección del hombre.

El Comité Olímpico Internacional adoptó el Himno Olímpico en el año 1,958. Está basado en una cantata de Costis Palamas y la música fue compuesta por Spiros Samaras en 1,896. se interpreta durante la jornada inaugural de los Juegos Olímpicos, acompañando la entrada de la Bandera Olímpica en el Estadio.

Medallas OlímpicasLas Medallas Olímpicas reflejan la excelencia y el logro de los atletas olímpicos. Estos símbolos olímpicos son propiedad exclusiva del Comité Olímpico Internacional y no se puede usar sin una autorización previa por escrito. Una de las obligaciones de los Comités Olímpicos Nacionales es velar para que esta norma se cumpla. Estos símbolos pertenecen al COI pero unen a todos los que apoyan el Movimiento Olímpico en cualquier parte del mundo. Además, dentro del Movimiento Olímpico, se manejan los siguientes términos:

Carta OlímpicaLa Carta Olímpica es la publicación que reagrupa el conjunto de normas y textos de aplicación del Comité Olímpico Internacional, las condiciones para la organización de los Juegos Olímpicos, las distinciones olímpicas, la lista de miembros, etc. Se trata del manual completo de la organización del Olimpismo.

Juramento OlímpicoEl Juramento Olímpico se presta durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, y significa el compromiso moral de cumplir y haber cumplido las reglas que rigen la competición. Fue introducido por primera vez durante los Juegos de Amberes en el año de 1,920.


Nacimiento de un genioPierre Fredy, barón de Coubertin, nació en París el 1 de enero de 1863, en el seno de una familia que por haber servido en la corte del rey Luis XI de Francia había recibido las cartas de nobleza en 1471. Pierre de Coubertin creció en Normandía, en la finca de Mirville propiedad de su familia.

Rechazó la carrera militar prevista por su familia, así como una carrera política prometedora. A la edad de 24 había decidido ya la dirección de su vida: él ayudaría a recuperar el noble espíritu de Francia reformando su sistema educativo falto de imaginación y pasado de moda.

Coubertin, cuyo padre era artista y cuya madre se dedicaba a la música, fue preparado en un ambiente culto y aristocrático. Tenía un profundo interés en los problemas de la educación. Para él, la educación era la llave al futuro de la sociedad, y él buscó los medios para hacer que Francia se levantara una vez más después de su derrota en la guerra en 1870.


Fuente: archivos PDF
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

0 comentarios TiS 0 Facebook

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

Tu comentario...


 
2013 - 2017 Te interesa saber



Pedro Luis Cenzano Diez & Yolanda Torres Cerezo
(Administradores)

Jesús Mª Busto Riaño
(Asesor)


Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger