Imprimir...
Compartir
A+
A-
Johnny Weissmüller, TarzanEl grito de Tarzán, acaso el berrido más emblemático en la historia del cine, quedó envuelto en silencio hace 27 años. Johnny Weissmüller, el actor que interpretó al mítico 'hombre mono', fallecía un 20 de enero de 1984 en Acapulco. A petición suya, una grabación del inolvidable alarido fue reproducida en su funeral, mientras su ataúd descendía hacia la tumba que enterraba su leyenda.

Antes de reventar taquillas interpretando al primer Tarzán del cine sonoro, Weissmüller era ya un rostro conocido para el público, gracias a su deslumbrante carrera como nadador. Alertado por la frágil salud del endeble Johnny, el médico le recomendó ejercitar su físico en la piscina. No sólo llegaría Weissmüller a ser un lozano mozalbete de 1,91, sino que ganaría cinco medallas de oro en los Juegos Olímpicos de París (1924) y Ámsterdam (1928).

Entre 1921 y 1929, año de su retirada, nadie fue capaz de batirle en el estilo libre. Acumuló 67 récords del mundo y se convirtió en el primer hombre que rebajó el minuto nadando los cien metros.

Johnny Weissmüller, TarzanPero sus hitos deportivos no le reportarían tanta fama como su papel de Tarzán, el hombre salvaje que trepaba de liana en liana ataviado con un sugerente taparrabos. Su encarnación del rey de la jungla eclipsó a los cinco actores que habían interpretado al personaje anteriormente en el cine mudo. Y tampoco los galanes que luego trataron de recrearlo pudieron escapar a la larga sombra de Weissmüller ni huir del reverbero de su bramido a pleno pulmón.

El origen de tan célebre grito es precisamente objeto de controversia. La Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) explicó que los expertos de sonido amplificaron el rugido con ruidos de animales. Sin embargo, Weissmüller defendía su autoría del grito, inspirado en cantos tiroleses. Maureen O'Sullivan, Jane en varios de los filmes de Tarzán, corroboraba que el alarido era producto exclusivo de la caja torácica de su compañero de reparto.

Weissmüller, siempre escoltado por la entrañable Chita, protagonizó más de una docena de aventuras del rey de los simios hasta 1949. Desde el estreno de 'Tarzán de los monos' en 1932, la saga haría furor en las taquillas con sus distintos títulos. "¿Cómo puede un tipo subirse a los árboles, decir 'yo, Tarzán, tú, Jane' y hacer un millón de dólares?", se preguntaba el actor en las entrevistas.

No sorprende que la fama y el dinero de Hollywood le resultasen extrañas. Al fin y al cabo, sus orígenes se encontraban lejos, muy lejos de la meca del cine. Nació en 1904 en la ciudad de Timisoara, actualmente perteneciente a Rumanía pero que entonces se integraba en el Imperio Austro-Húngaro.

Johnny Weissmüller, TarzanSus padres, no obstante, emigraron a Chicago cuando él era apenas un bebé. Durante mucho tiempo, Weissmüller mintió acerca de sus raíces, asegurando que había nacido en Pensilvania para de este modo ser seleccionable en el equipo estadounidense de natación.

El ejercicio siempre apasionó a Weissmüller, quien estaba convencido de que "la competición atlética entre personas y naciones debería reemplazar la violencia y las guerras".

Esa preocupación por el físico le sirvió para desarrollar un cuerpo musculoso y tonificado, anzuelo irresistible para una legión de 'groupies' que no hizo sino multiplicarse con su salto a la gran pantalla. Weissmüller debutó en el filme 'Glorifying the American girl', pero su gran oportunidad le llegaría por azar. La MGM proyectaba llevar al cine dos historias de Edgar Rice Burroughs sobre el personaje de un niño huérfano criado en la selva. A Weissmüller le ofrecieron el papel porque Cyril Hume, guionista de las películas, se quedó prendado de él cuando lo vio nadando en la piscina de su hotel.

En aquella época, el ex campeón olímpico compaginaba sus flirteos con el 'show business' con el trabajo como modelo de bañadores y ropa interior. De hecho, MGM tuvo que persuadir a la firma textil BVD para que liberase a Weissmüller de su contrato. La productora se comprometió a 'ceder' a algunas de sus más despampanantes actrices para que posaran con trajes de baño de la marca.

Johnny Weissmüller, TarzanSolucionadas las trabas burocráticas, Tarzán comenzó su exitosa carrera. En 1942 MGM renunciaría al personaje, que entonces pasaría a RKO, que produciría otras seis películas. Weissmüller interpretaría luego a 'Jungle Jim' en trece filmes y una serie de televisión. A finales de los 50, sin embargo, optó por retirarse del cine para consagrarse a sus negocios en Florida. Su última aparición en el celuloide sería con un pequeño papel en 'Won Ton Ton' (1976).

Apolíneo y seductor, fueron muchas las mujeres que sucumbieron a los encantos del actor. Contrajo matrimonio con seis mujeres, pero ninguna de sus relaciones fue tan tormentosa como la mantenida con su tercera mujer, Lupe Vélez. Con la actriz mexicana, feroz y pasional, sostenía continuas peleas, y los maquilladores en el set de Tarzán debían hacer horas extra para camuflar los cardenales y arañazos en la piel del protagonista. La pareja se divorció en 1939, y Vélez se suicidaría cinco años después.

Noticias como aquella contribuyeron a engrandecer la leyenda de un Weissmüller cuya imagen fue incluida en la portada del icónico 'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band' de los Beatles.

Johnny Weissmüller, TarzanCon su sexta y última esposa, María Brook, Weissmüller se mudó a Acapulco en 1979. Era su retiro dorado en un lugar cercano a donde había rodado su última película como Tarzán. En la ciudad mexicana moriría cinco años después, a consecuencia de un derrame cerebral. Por entonces se rumoreaba que Weissmüller había perdido la cabeza y que estaba convencido de ser realmente el 'hombre mono'.

- Vídeo -


- Grito de Tarzán -


¿Sabes cómo se hizo el grito de Tarzán?En 1932, en un alarde técnico, se mezclaron ladridos de perro, risa de hiena, el do sobreagudo de una soprano, un golpe de arco en el violín y la voz del actor Johnny Weissmüller.


Fuente: elmundo
Puedes cambiar de artículo, subir o bajar página, usando las flechas de tu teclado ( ) ( )

1 comentarios TiS 1 Facebook

  1. Que recuerdos, aquellas tardes en el sofa de casa. Descanse en paz todo un mito del cine.

    ResponderEliminar

Puedes leer las normas sobre los comentarios en nuestra política de privacidad.

 
2013 - 2017 Te interesa saber



Política de privacidad





TiS, con tecnología Responsive Web Design y Blogger